Hacer bien la digestión es fundamental para sentirnos bien y con fuerza tanto física como anímicamente. Cuando nuestra digestión es lenta o requiere de mucho esfuerzo repercute negativamente en nuestra salud dificultando la correcta asimilación de los nutrientes y la expulsión de los gases y desechos fuera del organismo.

La mala digestión puede tener muchas causas: el estrés, los hábitos alimenticios desorganizados, ciertos medicamentos, no masticar correctamente o comidas muy copiosas. A continuación te indicamos siete plantas medicinales que ayudan a mejorar la digestión y que podemos utilizar para combatir diferentes trastornos estomacales.

Hinojo: Es una planta con propiedades carminativas, que se usa para aliviar cólicos intestinales. Aumenta la motilidad gástrica y ayuda a eliminar los gases.

Jengibre: Estimula el páncreas, que ayuda a realizar mejor la digestión. Es utilizado como antiácido y tiene propiedades antibacterianas.

Regaliz: Posee propiedades medicinales que ayudan a la digestión y se utiliza para tratar la acidez estomacal, las gastritis y las úlceras.

Boldo: Actúa aumentando las secreciones de la vesícula biliar, por lo que facilita los procesos digestivos y tiene propiedades protectoras del hígado.

Manzanilla: Es una de las plantas más utilizadas como digestivo ya que posee propiedades antiinflamatorias, carminativas, antiespasmódicas y sedantes.

Melisa: Es una planta sedante, por lo que a menudo es usada para tratar la ansiedad o la depresión. Ejerce también de estimulante digestivo.

Menta piperita: Combate la halitosis y se utiliza para aliviar problemas respiratorios y de asma. También sirve para tratar muchos trastornos estomacales.