Quizá uno de los posibles problemas más frustrantes en la vida de una mujer es la dificultad o imposibilidad de quedarse embarazada. Uno de los factores que pueden posibilitar esta situación tan indeseable es el síndrome del ovario poliquístico (SOP). Se trata de una acumulación de folículos ováricos en los ovarios, lo que desencadena la aparición de pequeños quistes benignos que liberan estrógeno, un desajuste hormonal que puede propiciar esterilidad en la mujer. Está demostrado que uno de los factores más determinantes a la hora de padecer este síndrome es la obesidad, causante del 50% de los trastornos.

Los síntomas más frecuentes son:

- Falta de periodo, o en su caso, muy irregular
- Sangrado muy abundante o muy leve durante el período
- Acné
- Dificultad para concebir

Si bien es cierto que no existe un remedio definitivo, si que se pueden tomar varias precauciones contra su aparición. En definitiva, todas aquellas campañas que van orientadas a la prevención de diabetes, hipertensión, etc? pueden ser extrapoladas para los ovarios poliquísticos.

- Hacer ejercicio de forma diaria (bastaría con caminar media hora al día con un ritmo moderado).
- Controlar la dieta. La obesidad es una de las causas de este síndrome.
- Evitar alimentos ricos en grasas y azúcares.
- Realizar cada año un examen pélvico
- Píldoras de progesterona (antibaby)