El matcha es un té que se utiliza en Japón para su famoso ritual de la ceremonia del té y contiene 10 veces más antioxidantes y propiedades que una taza de té verde normal. Es un té que facilita la atención y la concentración, aportando claridad mental, por lo que es ideal para estudiar o meditar. Se elabora con hojas de té verde sometidas a un proceso especial de cultivo, recolección y secado y finalmente trituradas hasta convertirlas en un polvo de color verde intenso.

Estas natillas también llevan arrurruz, un almidón que se extrae de la raíz de una planta originaria de América del Sur y que se utiliza como sustituto saludable de los espesantes convencionales, ya que es muy rico en potasio y facilita la digestión.

Estas natillas de té matcha solas están muy ricas, pero si les añades encima una crema blanca hecha a base de coco, están aún mejor… ¡tú decides!

 

Receta de natillas con té matcha

 

INGREDIENTES:

250ml de leche de arroz

1 cucharadita de té matcha

2 cucharadas de arrurruz

1 cucharada de sirope de ágave

 

INGREDIENTES PARA LA CREMA BLANCA (OPCIONAL):

125 ml de leche de coco de brick

1 cucharadita de arrurruz

1 y ½ cucharadas de ágave

 

Recetas con té matcha

 

INSTRUCCIONES:

Coger una o dos cucharadas de la leche sin calentar en un vasito y añadir y mezclar el arrurruz en ella hasta que no queden grumos.

Echar esta mezcla en un cazo y calentar junto con el resto de la leche de arroz . Cuando empiece a calentarse, bajar el fuego y separar una cucharadita o unas gotitas más de leche en un vaso para desleir bien el té, removiendo bien para que no queden grumos. Reservar.

Llevar el líquido del cazo a ebullición (no añadir todavía el té que hemos desleído), y bajar el fuego sin parar de remover. Continuar unos minutos hasta que empiece a espesar.

Apagar el fuego, añadir el té desleído y el endulzante y mezclar bien.

Ponerlo en vasitos y dejar que se enfríe a temperatura ambiente.

Para la cremita blanca, hay que mezclar el arrurruz en un poquito de la leche de coco sin calentar, añadirlo a otro cazo junto con el resto de leche de coco, calentar y cuando espese, apagar el fuego y añadir el endulzante.

Cuando se enfríe, echar una capa por encima de las natillas ya preparadas. Meter en la nevera y decorar al servir.

Para decorar se le puede echar algo de matcha en polvo, frambuesas troceadas y algún arándano, o lo que se prefiera.
 

Te matcha natillas receta