La endometriosis consiste en un crecimiento benigno pero descontrolado del tejido endometrial, la capa interna que recubre el útero y que es la que se desprende en forma de sangrado cada 28 días. Este sobrecrecimiento puede conllevar una prolífica sintomatología empezando por fuertes dolores menstruales, molestias al orinar y al mantener relaciones sexuales.

La sintomatología varía mucho en cada mujer y el tratamiento depende del tamaño y ubicación de los focos endometriósicos.

1. ¿Qué síntomas provoca?
- Tienes fuertes dolores menstruales o sufres dolores abdominales fuera del ciclo menstrual.
- Molestias durante las relaciones sexuales.
- Menstruaciones son más abundantes.
- Sientes dolor cuando defecas.
- Tienes problemas de fertilidad.
- Sientes náuseas o vómitos.
- Dolor de espalda crónico.

2. ¿Tiene tratamiento?
La edad de la mujer y el deseo de ser madre determinan el tratamiento. Se trata de una enfermedad crónica que se trata con antiinflamatorios y también con anticonceptivos orales. En numerosos casos, las mujeres con endometriosis profunda deben someterse a una intervención quirúrgica. Se trata de cirugía por laparoscopia con la que se extraen los focos de endometriosis. Aunque la enfermedad puede volver a desarrollarse, la mujer se encuentra mucho mejor.

3. ¿Por qué se produce?
Se desconocen las causas físicas que provocan la endometriosis. Muchas mujeres que la padecen recuerdan que sus madres y tías sufrían de fuertes dolores menstruales e incluso padecieron algún aborto. Esta predisposición genética podría desencadenarse por factores ambientales que alteran los niveles de los estrógenos. Las mujeres con menarquia (edad de la primera regla) precoz y menopausia tardía tienen más probabilidades de sufrir la enfermedad.


Otro problema ginecológico, los ovarios poliquísticos