Mucho ha llovido, tronado e incluso nevado desde aquel primer vídeo en el que una desconocida Isabel Llano enseñaba a hacerse un moño con un par de calcetines. Era un vídeo simple, espontáneo, divertido y, en pocos días, viral.

A esa primera subida en YouTube le seguirían muchas más, cientos de vídeos prácticos y carismáticos que no han dejado de sumar y sumar reproducciones en su canal. Hasta tal punto de que a día de hoy es imposible hablar de Isasaweis sin mencionar sus cifras: 240 mil seguidores en Instagram, más de 400 mil suscriptores a su canal de YouTube, más de 110 mil reproducciones de sus vídeos y su Cocina sana para disfrutar que fue durante más de 100 días el libro más vendido de España en Amazon. 

Con estos credenciales parece que el mundo bloguero patrio va a tener reina para largo, cosa que celebran sus piñones –así ha bautizado a sus seguidores– con los que Isasaweis ha conseguido conectar y crear una auténtica familia virtual. Es a ella –y a sus vídeos–, como si de una auténtica mamma italiana se tratara, a quien recurren para aprender trucos de belleza, en la cocina o si tienen mal de amores. Y así desde hace ya 7 años.

Ahora estas reflexiones 2.0 dan el salto al papel bajo el título Tómate un café conmigo (Ediciones Martínez Roca) y como dicen que lo mejor de la vida se aprende en torno a esta bebida, eso hemos hecho precisamente, charlar con Isabel Llano a la hora del café esperando contagiarnos –ni que sea un poquito– de esa forma tan optimista de ver la vida.

¿Tus sueños te han llevado al lugar que querías?
No diría que han sido mis sueños porque yo nunca soñé algo así. Siempre tuve la inquietud de hacer algo especial con mi vida, desde pequeña, algo que me permitiera ayudar y hacer felices a los demás. Al terminar la carrera de ingeniería pensé que como profesora podría hacerlo, ayudando a encontrar el camino a los alumnos. Pero la vida, de casualidad, me llevó a esto y ahora veo que esta era mi inquietud, lo que debía hacer.

¿Cómo vencemos a los ladrones de sueños?

Yo a esas personas que nos boicotean de alguna manera los llamo "Los tristes". En un vídeo de mi canal hablo sobre el tema y me refiero así a las personas que no construyen, que intentan molestar de alguna forma a los demás. Pienso que esta gente debe estar triste, tener algo malo porque sino no se comportaría así con quienes le rodean. Cuando alguien te dice algo feo, aunque le tengas aprecio, has restarle importancia. Así me lo tomo yo.

El fracaso, ¿cómo se afronta?

En mi opinión, es una experiencia más de la vida. No lo veo como un drama, al contrario, hay que ir intentado cosas. Del proceso siempre se aprende y de hecho el disfrute, creo está en el camino no en la meta. Al fin y al cabo, ¿qué es fracasar? ¿no haber conseguido lo que creías que buscabas? Pues esa experiencia te servirá de aprendizaje para otra cosa. Para mi la palabra fracaso no existe.

¿Cómo te defines?

Soy una persona bastante sensible ante todo, sentimental y optimista. Procuro tomarme la vida con buen talante. Hay una frase, la que he elegido para la contraportada del libro “la vida es un 10% lo que te pasa y un 90% como te lo tomas” que creo me define bien.

¿Cómo te definen?

Diría que igual. La mayoría de gente me suele decir que me ven optimista, alegre, sencilla, cercana…

¿Qué es lo más importante de la vida?

Ser feliz y hacer felices a los demás. Creo que debemos vivir cumpliendo esta máxima.

¿Cómo te ves en diez años?

Me veo más feliz, ojalá, haciendo lo que hago multiplicado por 10. Lo deseo con todo mi alma porque me hace muy feliz. Espero seguir haciendo esto y muchas cosas nuevas y diferentes. Y más feliz en el sentido de que estoy aprendiendo a ver la vida de otra manera y eso se traduce en más felicidad, aunque no todo sean buenas noticias. 

Hablando de felicidad… dinos un recuerdo feliz

El nacimiento de mis dos hijos. Esa felicidad es indescriptible.

Un recuerdo de la infancia…
Los veranos en mi pueblo.

Una manía

Uf, muchas… Soy muy maniática pero de tonterías. Por ejemplo, no puedo tener nada en el escritorio del ordenador que sobre, me paso el día borrando lo que sobre. Lo mismo con las pestañas del navegador o las aplicaciones del móvil. Me produce agobio mental. El problema es que necesito este tipo de orden, el orden me ayuda a pensar.

La última vez que te has reído a carcajadas

Ayer mismo, por la noche. Me río todos los días a carcajadas, a veces incluso sola viendo mis vídeos. Me río muchísimo y creo que es parte de lo que me hace ser feliz. Es buenísimo reírse.  

La última vez que has llorado
También soy una llorona. Diría que soy de reír y llorar todos los días. Y la última vez también fue ayer cuando dejé a mi hijo en el cole. Mi hijo Mateo es muy sensible y cariñoso y yo le iba diciendo: yo te quiero un montón, te quiero a lo que más del mundo… Son frases que él las repite y me hizo llorar… ¡pero ésta es de felicidad!

Un referente

Mis padres. Lo son por lo que nos han inculcado respecto a la familia, el respeto, tener los pies en la tierra, ser humildes… Han hecho un gran trabajo transmitiéndonos, a mí y mis hermanos, este tipo de valores y espero saber hacer igual yo con mis hijos.

Un libro

Cualquiera de poesía o que me haga pensar.

Una película

El club de los poetas muertos. Me gustan muchas películas, pero esta me toca especial el corazón.

Una serie

Friends, sin duda, siempre.

Una canción

Te hubiera dicho alguna de Sabina porque soy muy fan pero hace poco conocí a un cantautor que se llama Diego Ojeda que cuando le escuchas parece que te canta a ti al oído. De diego me quedo con “Por vivir”, la puedo escuchar en bucle.

Un destino

Gijón.

¿Qué cambiarías del mundo?

Cambiaria el sufrimiento. Haría que nadie sufriese nunca por nada.

El bienestar es...

… saber que haces feliz a los demás.