Vivir mejor no tiene fin, siempre se puede estar mejor. ¿Sin ningún género de dudas! Tras casi 20 años de experiencia a mis espaldas puedo afirmar que la mayoría de mis pacientes no tienen un gran problema, es más cuándo tenemos un gran problema; una tragedia, un drama; se activan recursos personales y sociales que nos ayudan a hacerle frente.

Créeme, la principal amenaza a la que nos enfrentamos no son los grandes problemas. No, nuestro principal ladrón de bienestar es la acumulación de pequeños problemas sin resolver, la acumulación de pequeñas frustraciones sin gestionar y la acumulación de pequeñas expectativas que no se cumplen.

El principal objetivo que nos tenemos que plantear para vivir felices es el de integrar el bienestar en nuestro día a día de manera global. Esto es cada día y en todos los ámbitos de nuestra vida.

Nos olvidamos que tenemos que alimentar nuestro cuerpo de manera equilibrada y sana, que nuestro cerebro reside en un cuerpo y se alimenta y necesita vitaminas y minerales. Nos olvidamos que una dieta equilibrada nos aporta energía y salud.

Nos olvidamos que nuestro cuerpo necesita activarse, moverse y ejercitarse. Estamos diseñados para la acción, para el movimiento, para bailar y para andar, para saltar y para correr, para jugar y para sudar, para estirarnos y para movilizarnos. Nos olvidamos de que nuestro cuerpo nos pide marcha y ejercicio al aire libre e ignoramos las señales que nos manda pidiéndonos equilibrio.

Nos olvidamos de que vivimos en un espacio físico y que éste ha de ser armónico y sereno, que tiene que ayudarnos a que nos relajemos y que tiene que ser cómodo e inspirador. Nos olvidamos de que nuestra casa tiene que ser nuestro hogar y que nuestro hogar ha de satisfacer nuestras necesidades y ser un lugar que nos transmita paz.

Y nos olvidamos, también, de que nuestra mente nos pide crecer, equilibrio y serenidad. Nos olvidamos de que nuestra mente, la que reside en nuestro cuerpo, la que alimentamos con nutrientes y la que vive en un hogar, es la que rige toda nuestra vida.

El psicólogo Tomas Navarro es uno de los ponentes que el próximo 11 y 12 de junio participará en el II Congreso Objetivo Bienestar ayudándote a solucionar y gestionar las pequeñas frustraciones del día a día y enseñándote las herramientas adecuadas para potenciar la fortaleza emocional. ¡Apúntate y aprende a vivir mejor!