Yoga y Pilates son dos actividades físicas muy practicadas hoy en día, pero no son pocas las personas que aún no tienen muy clara la diferencia entre ambas. El Yoga es una disciplina milenaria mientras que el Pilates apenas alcanza el siglo de existencia.

Aunque cada disciplina trabaja con técnicas distintas, ambas se dirigen a conseguir una mayor sincronía de cuerpo, mente y espíritu, se basan en el control de la respiración (aunque de manera diferente) y nos ayudan a mejorar nuestra flexibilidad, corrección postural y equilibrio.

¿Qué beneficios nos aporta la práctica de cada una de ellas? Ambas nos aportan una serie de beneficios comunes tanto fisiológicos como psicológicos:

- Mejoran la circulación sanguínea, la eficiencia cardiovascular y disminuyen la presión arterial.
- Mejoran la capacidad pulmonar.
- Contribuyen a la corrección postural, equilibrio y alineación.
- Combaten el dolor de espalda.
- Ayudan a prevenir la osteoporosis.
- Previenen y rehabilitan lesiones.
- Reducen el estrés y mejoran el descanso.
- Mejoran el estado de ánimo.

Sin embargo el Pilates es más dinámico, por tanto requiere más implicación muscular. Fortalece y tonifica los músculos especialmente de la parte central del cuerpo: abdominales, lumbares, glúteos... Es más energizante, activa nuestro cuerpo e incide en nuestro metabolismo incrementando la quema de calorías, por tanto, se pierde peso y se reduce talla.

El Yoga es más estático, propicia la relajación al liberar energía en sus diferentes posturas. Va dirigido a lograr un estado mental de meditación y paz interior y un perfecto equilibrio entre cuerpo y mente.

- Proporciona flexibilidad en músculos y articulaciones.
- Aumenta la autoaceptación y el autocontrol.
- Mejora la concentración.
- Ayuda a la relajación, disminuyendo la ansiedad y la depresión.

En resumen, mientras que el Pilates está más orientado al trabajo físico, el Yoga, a través del cuidado del cuerpo, busca la paz mental. Por lo tanto, los dos cubren una serie de necesidades que van desde el fortalecimiento y tonificación a la espiritualidad. Cada uno encontrará lo que se ajusta más a su personalidad.