Si este 2016 hemos descubierto propuestas gastronómicas sanas y sabrosas como los minibocadillos orientales, el té de cúrcuma o las irresistibles tostadas con aguacate, todo apunta a que el próximo año, una de las tendencias healthy que dará que hablar será el yogur con verduras. Ya ha seducido a los amantes de la comida saludable en Estados Unidos, y según un estudio de la cadena de supermercados británica Waitrose, en 2017 será lo último degustarlos como postres, tentempiés o como condimento.

La marca norteamericana Blue Hill fue pionera en lanzar al mercado seis yogures vegetales con estos sabores: remolacha, zanahoria, tomate, chirivía y patata dulce. Su receta incluye yogur –con leche elaborada procedente de vacas alimentadas sin grasas–, jarabe de arce y especias. Si eres adepta a este alimento tan socorrido, puedes experimentar en la cocina con esta receta sencilla que propone el blog de vida saludable Green Queen: elabora un puré con la verdura que prefieras –te sugerimos la zanahoria, que se caracteriza por su sabor dulzón–, añádele un yogur natural sin azúcar, incorpora una cucharadita de miel o sirope de arce y una pizca de sal y pimienta. Para acompañar ensaladas o carnes, también puedes optar por una elaboración tradicional griega que combina yogur y verduras: la salsa tzatziki.