Este verano todos necesitamos más vacaciones que nunca. Es posible que la zona donde vives esté afectada por algún rebrote y vivas con incertidumbre si podrás irte de vacaciones o no. 

Tanto si al final puedes disfrutar de todos tus días de descanso o prefieres quedarte en casa y no arriesgarte por lo que pueda pasar en el futuro, queremos compartir contigo algunas ideas muy útiles para que sigas ahorrando incluso estando de vacaciones. 

Vayas donde vayas y hagas lo que hagas, ten siempre presente que la mejor manera de ahorrar durante tus vacaciones es pasar más tiempo en menos lugares

¿Quiere decir esto que debo renunciar a viajes que ya tenía previstos? En absoluto: significa que puedes, por ejemplo, pasar un día más en un lugar concreto haciendo actividades en ese sitio que, si te fueras antes, no podrías disfrutar. Además, quedándote más tiempo en un sitio reduces la movilidad e indirectamente evitas la propagación del virus y tus probabilidades de contagio. 

Veamos a continuación cómo puedes ahorrar durante tus vacaciones este verano con pequeños grandes gestos. 

Sacar efectivo con antelación
1/10

Sacar efectivo con antelación

Desde Holidayguru.es nos recuerdan que si viajamos por España es posible que nuestro banco no tenga oficinas en el lugar al que viajamos, sobre todo si nuestra escapada es rural. 

Pagar con tarjeta, llevar efectivo suficiente para que no nos cobren desorbitadas tasas al sacar dinero o buscar antes si en nuestro destino hay cajeros sin comisiones nos ahorrará algún que otro susto.

Muévete en bici
2/10

Muévete en bici

Tanto si te quedas en tu ciudad como si viajas a otra puedes usar tu bici o alquilar una para reducir tus costes. Además, reducirás las emisiones de CO2 en el ambiente y harás un poco de ejercicio, que siempre jugará a tu favor.  

Llena el depósito gastando menos
3/10

Llena el depósito gastando menos

Si vas a viajar en coche merece la pena huir de las gasolineras que se encuentran por ejemplo en la autopista, y localizar estaciones de servicio que tengan precios más ventajosos para los conductores. Aunque parezcan unos céntimos, después de recorrer centenares de kilómetros tu bolsillo sí notará la diferencia. 

Consume productos de temporada
4/10

Consume productos de temporada

Son siempre más económicos. Incluso aunque estés de vacaciones, si tienes la oportunidad de cocinar o acceder a mercados locales, recurre a platos sencillos que se pueden preparar fríos, siendo además ideales para cuidarse en verano. 

Evita los alimentos funcionales o con propiedades añadidas como azúcares y edulcorantes si tienes ocasión: suelen ser mucho más caros, como los alimentos precocinados, que ni alimentan ni cuidan tu economía. 

Come de picnic o en la playa
5/10

Come de picnic o en la playa

No es necesario que siempre vayas a un restaurante. Piensa que si comes y cenas fuera de casa cada día, aunque sean pocos días, se disparará tu gasto. 

Si vas a la playa o a la montaña a pasar el día puedes llevarte un tupper y la bebida que necesites. Sabrás qué comes y ahorrarás dinero de una forma sencilla. 

Organiza la comida en tu casa o en el alojamiento
6/10

Organiza la comida en tu casa o en el alojamiento

Si tienes previsto comer con amigos o con gente que hayas conocido durante tus vacaciones, siempre puedes proponerles que te visiten en lugar de ir a comer a un restaurante. 

Puedes preparar sencillas ensaladas de verano con alguna tapa ligera e incluso es posible que tus invitados se animen también a preparar un tentempié. 

Evita las autopistas
7/10

Evita las autopistas

En algunas regiones de España las autopistas son de pago. Si te diriges a Cataluña, Comunidad Valenciana o País Vasco, por ejemplo, puedes ahorrarte unos euros viajando por las carreteras nacionales, que también están en perfectas condiciones y menos transitadas al haber menos turismo extranjero. 

Aprovecha los días gratuitos
8/10

Aprovecha los días gratuitos

Vayas donde vayas siempre encontrarás actividades o visitas gratuitas a museos o centros de cultura, por ejemplo. Incluso puedes visitar edificios históricos gratis o con un gran descuento. 

Desayuna abundantemente
9/10

Desayuna abundantemente

Si el desayuno es la comida más importante del día, cuando estás de vacaciones lo es todavía más. Aprovecha y llena tu cuerpo de energía. Así evitarás las tentaciones de comer entre horas durante tu jornada e incluso es posible que puedas aguantar hasta la bien entrada la tarde o incluso la cena.

Come o cena lejos del centro
10/10

Come o cena lejos del centro

Otra solución muy útil para ahorrar durante tus vacaciones consiste en comer o cenar lo más alejado del centro posible. Normalmente los lugares más céntricos tienen precios más altos, especialmente pensando en los turistas, de manera que si decides alejarte de todo el bullicio es probable que encuentres precios más competitivos.