Aunque su uso en la aromaterapia está más que extendido, los aceites esenciales son, también, perfectos aliados para mejorar nuestra salud y como improvisados cosméticos. Descubrimos cómo utilizarlos y cuáles son los mejores aceites esenciales en función de nuestro objetivo. No todos tienen las mismas propiedades, pero todos ofrecen resultados sorprendentes:

1. Para ayudar a curar heridas, aplica aceite de lavanda sobre las mismas. Se hidratarán con mayor facilidad.

2. Evita los mareos y ansiedad durante los viajes masajeando aceite de menta o de lavanda sobre el cuello y las muñecas.

3. Para mitigar el dolor de cabeza, masajea tu cuello con aceite de romero.4. Una gota de aceite de lavanda en el bote de máscara de pestañas prolonga su vida y ayuda a nutrir las pestañas (lo que se traduce en volumen y mayor crecimiento).

5. ¿Pies olorosos? El remedio pasa por unas gotas de aceite de geranio sobre los zapatos o introduciendo una bola de algodón con aceite de limón en los mismos.

6. El pachuli ayuda a evitar el hambre entre horas: tiene que ser en pequeñas dosis (en grandes, aumenta el hambre), como perfume o poniendo una gota de aceite bajo la nariz.

7. El romero ayuda a estar alerta y aumentar la memoria, por lo que inhalar su aceita ayuda durante viajes largos o mientras se estudia.

8. El aceite de salvia romana ayuda a difuminar arrugas finas, así como a conseguir una piel tersa y cerrar poros.

9. Mezcla una cucharada de gel de aloe vera natural (abriendo una hoja de aloe vera y sacándolo de su interior), media cucharada de aceite de coco, unas gotas de aceite de vitamina E y unas gotas de tu aceite esencial favorito (limón, vainilla, rosa, menta, etc.) y tendrás un bálsamo de labios muy natural.

10. Para frenar esas toses nocturnas, especialmente cuando llega la temporada de catarros, masajea los pies con entre 6 y 8 gotas de aceite de eucalipto.