Con un sabor más suave que el de la coliflor, a cuya familia pertenece, el brócoli es una verdura especialmente saludable con un alto valor nutricional ?es muy rico en vitamina C y en fibra- y muy bajo poder calórico. Te presentamos tres recetas sencillas para disfrutar de su sabor y de sus muchas propiedades.


Pasta con salmón ahumado y brócoli

Para preparar esta sencilla receta no vas a necesitar más que el tipo de pasta que prefieras, macarrones, espaguetis, salmón ahumado y un brócoli no demasiado grande. Lava bien el brócoli, corta el tallo principal para separar cada uno de las pequeñas matas y cuécelo en agua hirviendo. Tienes que retirarlo cuando esté al punto, ni demasiado duro ni demasiado blando. Hierve la pasta al dente y luego escúrrela bien. Dora un diente de ajo en una sartén y añade la pasta y el brócoli cocido, sazona a tu gusto y añade el salmón ahumado cortado en pequeñas láminas.

Brócoli salteado con garbanzos y jamón

Lava, corta y hierve el brócoli hasta que esté en su punto. En una sartén, saltea una cebolla en aceite de oliva virgen y cuando esté dorada añádele los garbanzos cocidos, el brócoli y por último el jamón. Añade sal y pimienta y retíralo del fuego al cabo de unos minutos.

Crema de brócoli

Doramos media cebolla y la reservamos. Hervimos las patatas, el brócoli y la zanahoria las cantidades dependerán del número de comensales y del tamaño de las verduras. Retiramos del fuego, escurrimos y lo ponemos todo, también la cebolla, en el mixer. Añadimos sal, pimienta, comino y un buen chorreón de aceite de oliva virgen. Trituramos hasta que quede una crema uniforme. Podemos servir la crema con picatostes y virutas de jamón.