Aunque todos sabemos que un buen desayuno es indispensable para aguantar el día con energía, a menudo tenemos tan poco tiempo por la mañana que lo de desayunar bien parece imposible. Pero para conciliar la falta de tiempo con la necesidad de comer bien tenemos un gran aliado: el microondas. Y aunque tampoco hay que abusar de él ni preparar sistemáticamente en el micro el desayuno, puede ser una gran ayuda cuando más prisa tenemos. Estas son algunas recetas fáciles, rápidas y sanas de desayuno que podemos preparar en sólo unos minutos.

1. Mini quiche individual. Pon en una taza de desayuno lo suficientemente honda un poco de mantequilla fundida, un huevo y un poco de leche, añade sal y pimienta y mézclalo todo bien con ayuda de un tenedor hasta que no queden grumos. Luego añade una rebanada de pan cortada en dados pequeños, un tomate también cortado en dados, queso rallado y alguna hierba aromática. Mete la taza con todos los ingredientes en el micro y ponlo a potencia alta durante un minuto. Pasado ese tiempo la quiche estará lista para comer.

2. Una tostada de pan integral con un huevo hervido servido sobre unas hojas de lechuga puede ser un excelente desayuno. Si vas justo de tiempo cocinar el huevo en un estuche de silicona para microondas puede ser una estupenda solución para hervir el huevo y que esté justo en su punto.

3. Muy rica en proteínas, la quinoa puede ser una deliciosa opción para el desayuno. El problema es que hay que tener tiempo para cocinarla. Si no es el caso, con diez minutos en el microondas la tendremos lista. Una vez preparada sólo tienes que añadirle un poco de leche, algo de fruta fresca ?plátanos, fresas, manzana, lo que tengas en casa- y unas pasas y tendrás un desayuno muy energético y nutritivo.

4. También puedes prepararte unos huevos revueltos con queso en unos minutos en el microondas que puedes comer en casa o ponerlos entre dos rebanadas de pan para hacerte un sándwich que puedes comerte de camino al trabajo.