LOS SIETE PASOS PARA RELAJARTE

1. Escoge una palabra o una frase corta.
2. Busca un lugar tranquilo y siéntate.
3. Deja que pasen unos segundos (o minutos) y relaja los músculos.
4. Cierra los ojos, respira tranquilamente y al sacar el aire repite la palabra que hayas escogido.
5. Te invadirán otros pensamientos, recondúcelos y concéntrate en tu palabra y en la respiración.
6. Sigue así durante 10 o 20 minutos.
7. Al terminar, quédate en la misma posición durante un minuto. Permite ahora que vuelvan los otros pensamientos. Abre los ojos y espera otro minuto más antes de levantarte.


21 MINUTOS MOVIÉNDOTE

Si el ejercicio físico pudiese administrarse en una pastilla sería uno de los más prescritos. Entre sus innumerables bondades se encuentra la virtud de reducir la ansiedad y la sensación de descontrol que nos invade y no necesitas demasiado tiempo, con 21 minutos ya se notan los efectos beneficiosos y mejor si es al aire libre.

UNA MANZANILLA

La infusión más popular en todos los hogares sirve también para estados de ansiedad y estrés. Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Pensilvania (EE UU) demostró que pacientes con un trastorno de ansiedad se sentían mucho mejor tras ocho semanas tomando una manzanilla al día. Otras infusiones relajantes que funcionan son la melisa, la lavanda o la tila.

DESENCHUFA

Ni tele ni móvil. Necesitas estar desconectada del mundo como mínimo durante 10 minutos al día (aunque mejor si son 15). Tómate un baño sin prisas, ponte música o dedícate a tu afición favorita (¡y no vale mirar Facebook!)


Descubre en este artículo más técnicas para relajarte y no dejar que el estrés se apodere de tu vida.