Recalentar los alimentos en el microondas, o hasta cocinarlos en este mismo electrodoméstico es algo muy común entre todas las personas. El microondas es uno de los electrodomésticos más utilizado en nuestras casas y es muy útil para sacarnos de un apuro en el desayuno, la comida o la cena. Aún así, hay alimentos que no debes meter en el microondas por motivos diversos. Os dejamos una lista de 5 alimentos o productos que nunca debes meter en el micro porque podrían verse dañados y podrían no sentarle bien a tu cuerpo.

1. Huevos

“La presión de vapor que se genera dentro del huevo puede hacerlos estallar. Al calentarse las moléculas de su interior chocan entre ellas y a medida que incrementa la temperatura aumenta la presión y si no hay ninguna vía de escape, la cáscara llegará un punto que no soporte la presión y estallará”. Por ello, el huevo entero, nunca debe ir en el microondas, ya que perderíamos el producto porque quedaría incomible, además ensuciaríamos todo el electrodoméstico.

Huevos

2. Congelados

“Si es una barra de pan o una pieza grande de carne o pescado debes descongelarlo antes en la nevera o a temperatura ambiente. Si es un filete puedes cocinarlo al microondas porque a pesar de que sus ondas penetren a 2-4 cm del alimento, éste se cocinará por el calor que transfieren”. Es importante saber cuánto tiempo debe dejarse cada uno de los alimentos en el microondas para que se cocine adecuadamente y para que no se estropee durante el cocinado dentro del mismo aparato.

Congelados

3. Líquidos

“Si ponemos en el microondas a calentar agua para una infusión o bien un vaso de leche, hay que procurar que no supere los 5 minutos. El sobrecalentamiento de las partículas que alcancen temperaturas superiores a las de su punto de ebullición puede producir graves salpicaduras”. Además puede quedar quemado parte del líquido provocando un sabor o una textura desagradable al paladar.

Líquidos

4. Aceite y alimentos grasos

“La panceta de cerdo, el tocino o cualquier aceite animal o vegetal están formados por triglicéridos que –en el microondas– alcanzan temperaturas sumamente altas. Este fenómeno puede llegar a tostar o freír alimentos y estos pierden buena parte de su sabor y de su olor”.

Aceites

5. Frutas

“La mayoría de ellas son muy ricas en agua – alrededor del 90% en el caso de la sandía y del 84 % en el de la manzana– por lo que se corre el riesgo de que piezas de fruta como, por ejemplo, las uvas, exploten al calentarse en el micro por el aumento de la presión del vapor de agua”. Nada como comerse una fruta fresca que conserva todas sus propiedades y sigue siendo rica en agua y fibra.

Fruta