Pintar es una actividad que exige concentración y, por tanto, ayudar a canalizar las emociones. Colorear es sólo una de los ejercicios que contempla la arteterapia. Actualmente, hay muchos cuadernos chulísimos en librerías para pintar. Estos son 5 de sus beneficios.

1. Calma en el día a día. Tiene un efecto terapéutico que ayuda a ocuparnos en una tarea, un valor extraviado hoy en día.

2. Motricidad. Regreso a lo manual. Tan acostumbradas a apretar un botón debemos pensar qué se ha hecho de nuestra habilidad manual.

3. Creatividad. Despierta tu espíritu artístico desde un punto de vista muy básico y conducido? y te puede animar a hacer algo más complejo después.

4. Concentración ante de la dispersión. Nuestro cerebro se ha vuelto multitask. Esta tarea nos centra y puede ser un ejercicios para ayudarnos a concentrarnos luego en otras tareas.

5. Socialización. Toda actividad artística conecta el cuerpo y el alma, nos despoja de la carcasa aislante del estrés.


Descubre más sobre arterapia en el número de febrero de la revista Objetivo Bienestar.