Y al final el cliché funciona: si te sientes contigo misma bien, te verás bien. Aquí tienes cinco consejos que día a día te ayudarán a que te sientas mejor.

- Estírate: Tu madre tenía razón. Vigila tu postura corporal porque, según un estudio de la Universidad de Ohio, el estar encorvada induce a tu cerebro a pensar de forma negativa sobre ti misma.

- Píntate los labios de rojo: Se trata de un clásico que nunca falla. Desempolva tu rojo de labios preferido y aplícalo sin vergüenza desde primera hora del día.

- Reserva tiempo para ti misma: Pasar algo de tiempo sola también es positivo para tu autoestima. Dedícate a hacer cosas que te gusten como la meditación, leer, escuchar música. Ve a nadar a tu piscina municipal o regálate un baño con espuma en casa... Cualquier cosa, pero para ti sola.

- No pierdas tiempo retocando tu maquillaje: Ir cada dos por tres al baño a ver si la sombra de ojos sigue en su sitio no te beneficia, al contrario; te lleva a una espiral de obsesión por tu imagen que suele desembocar el fijarte más en tus defectos que en las cosas buenas.

- Mide tus pasos: No es broma, llevar una pulsera que vaya midiendo tu actividad física diaria te ayudará a darte cuenta de todo el ejercicio que haces al día sin darte cuenta. A partir de ahí podrás ir marcando nuevas metas y el superarlas te harán sentir mejor contigo misma.