1. NO TE ESCUDES CON EL FACTOR CULTURAL La impuntualidad "es una práctica del todo inapropiada. Es entender que el tiempo de la otra persona no es valioso. Obligar a que el otro espere es 'robarle' el tiempo. Y es lo más escaso que tenemos, más que el dinero", nos dice la Dra. Núria Codina, del departamento de Psicología Social de la Universidad de Barcelona.

2. TOMA CONCIENCIA PORQUE NO SE FIARÁN DE TI Si eres impuntual, debes ser consciente de que al ser irrespetuosa generarás desconfianza y falta de compromiso. Reflexionar es el primer paso para ser puntual.

3. SI ERES DESORGANIZADA... Para superar el llegatardismo aprende a gestionar tu tiempo. "Dejar un margen para imprevistos, preparar algo que hacer si llegas antes de tiempo...", dice la Dr. Codina.

4. ANÓTALO EN TU AGENDA Y LLEGA ANTES Llegar los 15 minutos previos a una cita o apuntarte cuánto tiempo real cuesta hacer algo (y cumplirlo), ayuda.

5. HAZLO EN TODAS LAS ESFERAS DE TU VIDA "Es importante tanto en la formal como en la informal", asevera la Dra. Codina. No vale serlo sólo en el trabajo.