Además de mantener una mente activa, sociabilizar y evitar la depresión, un estudio llevado a cabo en el Reino Unido ha visto que mejorando otros hábitos de vida también podemos reducir el riesgo de demencia. Estas son los cinco aspectos que debes tener en cuenta si no quieres sufrir una enfermedad como el Alzheimer.

1. Haz ejercicio físico: El ejercicio físico mejora la presión arterial y controla el estrés. Esto se traduce en una mejor irrigación sanguínea a todo el cuerpo y al cerebro.

2. Que tu dieta sea la mediterránea: Es una dieta sana, variada y equilibrada. Contiene además alimentos sanos para el cerebro: antioxidantes, grasas insaturadas, hidratos de carbono esenciales para un buen funcionamiento del cerebro, magnesio para evitar la depresión o vitaminas del grupo B para un mejor rendimiento intelectual.

3. No fumes: La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que detrás del 14 % de los casos de Alzheimer se encuentra el consumo de tabaco. Por tanto, no fumes si quieres reducir el riesgo de esta enfermedad.

4. Bebe alcohol con moderación: El alcohol es un tóxico que afecta al cerebro y que impide su funcionamiento normal. Consumido en exceso puede acabar desencadenando una demencia como el Alzheimer.

5. Controla y combate la obesidad, la diabetes y la hipertensión: La obesidad puede aumentar el riesgo de diabetes, que incrementa a su vez en un 50 % la posibilidad de padecer Alzheimer. La hipertensión y algunos problemas vasculares están relacionados con un deterioro más rápido de la enfermedad.