Queso rallado
Una pizca de queso rallado, por ejemplo de parmesano seco, no puede hacerte daño. Una cucharada contiene 22 calorías. Pero ¡ojo con completar tu ensalada con el sobre entero! 100 gramos contienen 265 calorías aproximadamente, 30 calorías más que una ración de patatas fritas pequeñas de un establecimiento de comida rápida.

Salsas y cremas
Ten mucha precaución con las salsas y cremas, aunque sean light. A pesar de llevar la etiqueta de ligeras sin duda aumentarán las calorías de tu ensalada. Generalmente, están hechas con ingredientes calóricos como aceites, natas, azúcares (no recomendados para diabéticos). Por ejemplo, una inocente cucharada de crema balsámica de vinagre de Módena contiene 20 calorías. Pero ese no es realmente el problema. En su composición suele incluir jarabe de glucosa, almidón modificado de maíz y lactosa. Intenta evitarla en tus ensaladas diarias y si no puedes resistirte, resérvala solo para ocasiones especiales. Si te gustan las salsas aquí tienes aliños saludables que no engordan.

Tomates deshidratados
¿Deliciosos, verdad? Y combinados con queso fresco pueden convertir una ensalada típica en un auténtico festín. Sin embargo, son una fuente más elevada de sodio, casi 250 mg por 100 gramos. A menos que tengas la tensión arterial muy baja y tu médico te haya recomendado aumentar el consumo de alimentos ricos en este mineral, es preferible que los evites. Sustitúyelos por tomate natural o cherry.

Proteínas de más
¿Vas a comer ensalada como plato único o como entrante? En el primer caso, puedes concederte la licencia de añadir un huevo duro o taquitos de pollo ya que suministrarás a tu cuerpo proteínas de alta calidad. Sin embargo, si después de la ensalada tienes pensado consumir un filete de carne o pescado, ¿para qué vas a incrementar la cantidad de calorías? Sé comedida y equilibra los alimentos.

Litros de aceite de oliva
Siempre te hemos dicho que el aceite de oliva es un ingrediente muy bueno para la salud de tu corazón. Y lo es. Pero cuidado con la cantidad que utilizas. Ten en cuenta que un decilitro (media taza) contiene 900 calorías. Casi el de una hamburguesa grande completa de un establecimiento de comida rápida. Al aliñar tus ensaladas, hazlo con un spray o difusor y controla la cantidad que utilizas.


Aquí encontraras 10 recetas de ensaladas sencillas y variadas listas apara cocinar