Hemos hablado con el doctor Ramón Grimalt, dermatólogo especialista en hiperhidrosis y miembro de la Academia Española de Dermatología, para que nos responda a estas preguntas sobre el sudor.


1. ¿Por qué sudamos?

Hay dos tipos de sudor: el ecrino y el apocrino. El sudor ecrino es el encargado de regular las funciones térmicas del cuerpo. Cuando hace calor nuestro cuerpo suda para evaporar la humedad de la piel que hará bajar la temperatura del cuerpo.

El sudor apocrino es el hormonal, tiene relación con la vida sexual, explica Ramón Grimalt. En los animales, se desprende de determinadas zonas del cuerpo para atraer al otro género e informar de que se quiere copular o no. Es curioso como entre los humanos hemos llegado a una especie de pacto por el cual escondemos este olor hormonal con desodorantes. Debido al sudor apocrino, hay mujeres que pueden percibir diferencias en su olor corporal en función del momento del ciclo menstrual.

Tenemos glándulas ecrinas por todo el cuerpo; hormonales, en puntos muy concretos como las axilas, genitales o alrededor de las orejas.


2. ¿Por qué hay gente que huele realmente mal?

Además del sudor ecrino y apocrino hay una tercera situación: cuando existe una infección bacteriana. El dermatólogo ejemplifica esta situación con el olor a pies. No es el sudor en sí lo que huele mal, sino las bacterias que habitan en la piel húmeda. El sudor, per se, es inodoro. Este mal olor de pies se puede producir en otras zonas que también estén contaminadas con bacterias: axilas.


3. Aunque use desodorante, huelo mal, ¿qué puedo hacer?

Lo mejor es consultar a un dermatólogo, pero el Dr. Grimalt avanza que es probable que estemos ante un caso de infección bacteriana en la zona de las axilas. De hecho, hasta la ropa puede estar infectada. La solución es muy sencilla: aplicar una crema antibiótica en la zona recetada por el médico. Los resultados son rápidos. Muchos pacientes se sorprenden de qué rápido se acaba el problema.

Hay otra causa improbable, pero que hay que descartar: bromhidrosis. Se produce cuando el propio sudor huele mal debido a una pequeña alteración en su composición.


4. ¿Es mejor utilizar desodorante o antitranspirante?

Depende del efecto que queramos conseguir. Si sólo queremos camuflar el olor, un desodorante servirá. Si queremos evitar la humedad en las prendas, el antitranspirante es una buena opción. Son antitranspirantes los desodorantes que incluyen clorhidrato o cloruro de aluminio.

El Dr. Grimalt asegura que no es perjudicial utilizar antitranspirantes. Como la zona en la que desregulan la temperatura es tan pequeña, las axilas, no tiene ningún efecto en nuestra salud.


5. ¿Hay algún componente que no deberían llevar los desodorantes o antitranspirantes?

Según informa la OCU, recientemente la Comisión Europea ha limitado el uso de los parabenos. Las medidas adoptadas se comenzarán a aplicar en los productos a partir de abril de 2015. Los parabenos son sustancias conservantes que se utilizan en muchos cosméticos.

Ramón Grimalt informa de que hay estudios en ratones que demuestran que dosis altas de parabenos pueden tener efectos hormonales y potenciar los cánceres ginecológicos: ovarios, matriz o de mama. Todavía no se sabe si producen exactamente el mismo efecto en humanos. Lo que sí que parece claro es que los parabenos son sustancias que se tendrá que regular. Esta reflexión vale para cualquier producto cosmético, no sólo desodorantes; cremas hidratantes, por ejemplo.

El dermatólogo Grimalt destaca que tampoco hay que alarmarse, probablemente sea peor para nuestra salud ir en bicicleta detrás de un autobús en una gran ciudad que aplicarse cremas o desodorantes con parabenos.


Descubre aquí nuestra selección de productos cosméticos sin parabenos.

Lee más artículos sobre el cuidado de la piel aquí.