A veces se nos olvida lo vital que es proteger nuestros ojos, esos órganos a través de los que observamos el mundo y que nos deben durar toda la vida. Ahora que ya ha llegado el calor y que cada vez pasamos más horas expuestos a la luz solar, es muy importante que escojamos con cuidado unas gafas de sol que realmente protejan nuestra vista. Así que olvídate de las gafas de mercadillo e invierte un poco más en unas que te aseguren un mínimo de calidad, pues, aunque ahora mismo no seas consciente, se trata de una importante inversión en salud que agradecerás con el paso del tiempo.

En efecto, factores como la diferencia de color de los cristales de tus gafas o la protección ante los diferentes tipos de radiación ultravioleta pueden degenerar a la larga en serios problemas oculares. Por si fuera poco, pese a que en verano su uso se vuelve imprescindible, debido a la intensidad de la luz solar, las gafas de sol son en realidad un complemento que deberíamos llevar todo el año.

Para estar bien protegida contra los rayos del sol, estos son algunos de los consejos que deberías seguir cuando vayas a comprar tus nuevhttps://amzn.to/2YIx4jpas gafas. Ten en cuenta que, gracias a la enorme variedad de lentes que existen hoy en día en el mercado, no necesitarás renunciar a un ápice del estilo. Así que, antes de irte a la óptica más cercana, ¡toma nota y escoge las que más te convienen!

1. Homologadas, siempre

Es muy importante que las gafas lleven el sello certificado de la Comunidad Europea (CE), y que esté claramente indicado que protegen contra los rayos ultravioleta (UV), así como el número de categoría del filtro (el más recomendable es el número 3).

2. Radiaciones ultravioletas bloqueadas

Éstas representan solo el 7% de las radiaciones que inciden en nosotros, pero son altamente perjudiciales. El hecho de que las gafas estén "tintadas" no es suficiente; es más, si no protegen de estos rayos y lo están, la pupila se dilata a causa del cristal oscuro y el daño puede ser mucho mayor.

3. El color

En general, los miopes verán mejor con cristales marrones en días muy soleados y, como el resto de las personas, en días encapotados unos de color naranja serán la elección acertada. Por otro lado, los tonos verdes, grises y verdes son los que menos alteran los tonos reales. Las lentes fotocromáticas, es decir, las que cambian de color, son aconsejables para quienes tengan un iris más claro.

4. La forma

También es imprescindible que las gafas que escojamos se adapten bien a nuestra cara. Como nos recomiendan desde la OCU, "las patillas deben ser paralelas, horizontales y estar bien equilibradas".

5. Lentes polarizadas

Son la mejor opción si vas a pasar muchas horas al volante o en el mar, ya que evitan el deslumbramiento y proporcionan una visión más nítida. La firma de Uniqbrow, en Barcelona, elabora modelos vanguardistas.

6. Lentes espejo

La elección de este tipo de lente, aunque está sujeta a parámetros mayormente estéticos, no influyen negativamente en nuestra salud visual. No obstante, los expertos señalan que se trata de un material algo más delicado y que se deteriora más fácilmente, por lo que deberemos tener especial cuidado con ellas.

7. Cómpralas en la óptica

Uno de los errores más comunes a la hora de comprar gafas de sol es hacerlo fuera de un establecimiento especializado, ya que en estos lugares no disponemos del asesoramiento adecuado para escoger unas lentes de calidad.

8. Nunca priorices la estética

Sí, te hemos asegurado que hoy en día existen gafas de sol de mucha calidad que además están diseñadas siguiendo las últimas tendencias, y realmente puedes encontrar modelos para todos los gustos. De todos modos, en el caso de que tus opciones estuvieran limitadas, nunca priorices la estética a la calidad, y opta por los modelos que te aseguren una mayor protección.

Comprar gafas de sol