El aceite de oliva virgen extra es, casi en su totalidad, el elemento imprescindible de la mayoría de platos. Un alimento básico para una alimentación sana que se incluye en todas las dietas por su composición química, fácil de metabolizar y sus múltiples propiedades benéficas. Pero, ¿y si fuéramos un paso más allá? Es decir, aprovechar la textura de este alimento pero añadiéndole un toque diferente, un nuevo sabor capaz de convertir un plato de comida común en el mejor de la semana. Se trata de aumentar el sabor clásico del aceite preparando, nosotros mismos y a nuestro gusto, nuestros propios aceites aromatizados. ¿Te apuntas?

 

¿Qué son los aceites aromatizados?

Para empezar, los aceites aromatizados son aceites a los que añadimos diferentes aromas, procedentes sobre todo de hierbas y otras especias. Hacerlo es mucho más sencillo de lo que parece y, aunque muchos comercios lo venden ya elaborado, para crear tu propio aceite aromatizado tan solo tendrás que poner en una botella de vidrio los aromas junto al aceite de oliva y dejarlo reposar como mínimo dos semanas. Es importante tener en cuenta que cuánto más tiempo repose, más intenso será el sabor con el que acompañarás tus comidas. La conservación es otro punto a tener en cuenta, ya que, una vez abierto, es mejor conservar el aceite aromatizado en la nevera o en un lugar fresco y seco.

 

Cuánto más tiempo repose, más intenso será el sabor con el que acompañarás tus comidas

 

¿En qué platos puedo añadir los aceites aromatizados?

Son muchas las variedades de aceites aromatizados que puedes incluir en tus platos. Con ellos podremos exaltar el sabor de las verduras, las carnes y las ensaladas, dándoles un toque especial y único. La creación de aceites aromatizados implica también experimentar con los olores y los sabores. Fíate de tu intuición y reinvéntate ese alimento al que ya no sabías qué más añadir. Aun así, por lo general, los aceites aromatizados con ajo o albahaca son ideales para condimentar las verduras y, los preparados con romero, laurel, salvia o tomillo para las carnes. Por otro lado, en el caso del pescado, los mariscos y las ensaladas se recomienda utilizar el aceite aromatizado con limón. Si prefieres los sabores más intensos, el aceite aromatizado con guindilla es ideal para acompañar carnes asadas, pastas y legumbres

Ahora que sabes qué son los aceites aromatizados y cómo utilizarlos, es hora de ponerse a cocinar. Te dejamos 6 recetas para que prepares tus propios aceites aromatizados:

Aceite aromatizado con romero
1/6

Aceite aromatizado con romero

Para la elaboración de este aceite tendremos que introducir 1 o 2 ramas de romero dentro de la botella de aceite y dejamos reposar. Este aceite aromatizado es ideal para condimentar ensaladas o platos a base de carne. Para obtener un sabor más intenso, puedes añadir algunos granos de pimienta.

Aceite aromatizado con limón
2/6

Aceite aromatizado con limón

Par preparar este aceite, debemos lavar bien 2 limones y cortar con un cuchillo solo la parte amarilla de la piel, que será la que utilizaremos en esta receta. Introduce esta cáscara de limón en la botella con 1 litro de aceite de oliva virgen extra y estará listo en un par de semanas. Recuerda que, cuánto más repose, más intenso será el sabor.

 

Aceite aromatizado con ajo
3/6

Aceite aromatizado con ajo

El aceite aromatizado de ajo es ideal para condimentar con un plato de verduras asadas. Si quieres probarlo tan solo necesitas pelar 4 dientes de ajo, los cortas por la mitad y los colocas dentro de la botella junto con algunos granos de pimienta y 1 hoja de laurel. Cuando hayas hecho esto, lo mezclas con 1 litro de aceite de oliva virgen extra. Dejamos reposar por 4 semanas, sin necesidad de filtrarlo.

Aceite aromatizado con guindilla
4/6

Aceite aromatizado con guindilla

Si quieres que tu aceite tenga un sabor intenso y picante, entonces el aceite aromatizado con guindilla es el ideal para ti. Para empezar necesitamos 1 litro de aceite de oliva virgen extra, 60 g de guindillas frescas o 30 g de guindillas secas, y 1 hoja de laurel. Necesitarás cortarlas pequeñas y ponerlas en la botella junto con la hoja de laurel y el aceite. Una vez lograda la intensidad de picante deseada, lo filtramos y ya está listo para ser acompañar tus platos.

Aceite aromatizado con especias y hierbas
5/6

Aceite aromatizado con especias y hierbas

En esta ocasión, te mostramos un aceite aromatizado con especias y hierbas para el que necesitarás: 2 hojas de laurel, 2 clavos de olor, 6 granos de pimienta, 1 rama de romero, 1 rama de canela y 4 bayas de enebro. Pones todos los ingredientes dentro de la botella de aceite enteros y dejas reposar por al menos 1 mes. Este aceite, debido a la gran cantidad de ingredientes utilizados, sí que será necesario filtrarlo. Es un aceite ideal para acompañar las ensaladas o marinar las carnes blancas.

Aceite aromatizado con albahaca
6/6

Aceite aromatizado con albahaca

La última receta se trata del aceite aromatizado con albahaca. Para aromatizar 1 litro de aceite se necesitan unas 40 hojas de albahaca fresca. Las lavamos bien, las secamos con papel de cocina y las dejamos sobre un paño hasta que pierdan toda la humedad del lavado. Luego se ponen dentro de una botella y se llena esta con el aceite. Es importante que las hojas queden completamente sumergidas en el aceite. Dejamos reposar 20 días y filtramos antes de usar.