Llamamos pandemia a la propagación mundial de una enfermedad contagiosa más allá del lugar donde ha aparecido. Para que consideremos que existe una pandemia primero debemos pasar dos estadios previos: el brote epidémico y la epidemia

 

El brote epidémico

Este concepto se usa para denominar la aparición repentina de una enfermedad debida a una infección en un lugar específico y en un momento determinado. Los ejemplos más claros son la intoxicación alimentaria (unos días) y el sarampión (suele durar unos meses). 

 

La epidemia

Llamamos epidemia a la propagación de una enfermedad porque el brote inicial se descontrola en tiempo y aumenta considerablemente el número de casos en un área geográfica específica. En este estadio, el de epidemia, todavía no existe una extensión de la enfermedad. 

 

La pandemia

Para que una enfermedad se considere que es una pandemia deben cumplirse dos requisitos: 

  • Que el brote epidémico afecte a más de un continente. 
  • Que los casos de cada país ya no sean importados, sino de transmisión comunitaria. 

Estos dos criterios se han cumplido varias veces a lo largo de los últimos 2.000 años. Veamos cómo han sido las mayores pandemias de la historia. 

Plaga de Justininano (541 - 543)
1/6

Plaga de Justininano (541 - 543)

La epidemia de peste se inició en el Imperio romano de Oriente, también llamado Imperio Bizantino, y rápidamente se extendió desde Constantinopla a otras partes de Europa, Asia y África. 

Aunque inicialmente se marca el 543 como fecha de finalización de la plaga, lo cierto es que hubo brotes durante décadas, hasta el punto de que se estima que murió entre el 13 y el 26% de la población en el siglo VI.

¿Sabías que el propio emperador Justiniano estuvo a punto de morir por esta pandemia?

Peste negra (1346 - 1353)
2/6

Peste negra (1346 - 1353)

Todos los científicos e historiadores están de acuerdo: fue la pandemia de peste más devastadora de la historia de la humanidad. Desde ese momento la peste negra asoló Europa varias veces hasta que se produjo el último brote a principios del siglo XVIII. 

El primer brote, del siglo XIV, fue un auténtico tormento para todas las sociedades medievales porque nadie sabía cómo se propagaba y cuáles eran sus causas. Los últimos estudios consideran que pudieron morir más de 25 millones de personas, solamente en Europa.

Viruela (10000 a.C. - 1977)
3/6

Viruela (10000 a.C. - 1977)

El virus variola ha asolado varias veces y durante milenios a la Humanidad. Su tasa de mortalidad era del 30% y algunas culturas prohibían ponerle nombre a los niños hasta que sobreviviesen a la enfermedad

En el siglo XVI los españoles llevaron la viruela al “Nuevo Continente”, lo que provocó un desastre porque millones de nativos americanos murieron. No conocían el patógeno y no tenían defensas para sobrevivirlo. 

La viruela se considera una enfermedad erradicada desde 1977, aunque se guardan dos muestras del virus en laboratorios de Rusia y Estados Unidos. 

Gripe española (1918 - 1919)
4/6

Gripe española (1918 - 1919)

Se llamó así no porque se originase en nuestro país, sino porque durante la Primera Guerra Mundial España se declaró neutral y ambos bandos beligerantes observaron que había tantas víctimas de gripe de un lado como del otro. También conocida como gripe española, fue una pandemia causada por un brote descontrolado del virus Influenza A del subtipo H1N1. 

A pesar de los datos de la peste de Justiniano y de la Peste Negra del siglo XIV, se considera que fue la pandemia más devastadora de la humanidad porque en un año mató entre 20 y 40 millones de personas. 

¿Sabías que, de hecho, la gripe española causó más víctimas que la contienda de la Primera Guerra Mundial? 

Gripe asiática (1957 - 1958)
5/6

Gripe asiática (1957 - 1958)

Esta pandemia pasó casi inadvertida cuando se produjo a mediados del siglo XX. Su causante fue el virus de la Influencia A subtipo H2N2 y el primer caso se reportó en Singapur en febrero de 1957. 

El virus provocó más de un millón de muertos en todo el mundo.

VIH (1981- hoy)
6/6

VIH (1981- hoy)

Los efectos y dimensiones de la pandemia por VIH cambian según el país del que hablemos. Los países con las tasas más altas de prevalencia están en África subsahariana, mientras que algunos países de Europa reportan pocos casos. 

Según datos de ONUSIDA,  unos 75 millones de personas han contraído el VIH desde el comienzo de la epidemia y hasta el cierre de 2018. La misma organización considera que 32 millones de personas han fallecido a causa de enfermedades relacionadas con el sida en el mismo periodo de tiempo. 

Aunque todavía no tenemos una vacuna, en la actualidad las personas portadoras del VIH que se medican con antirretrovirales conviven con el virus con plena normalidad.