Puede que la suela de tus zapatos hubiera sido un neumático en otra vida y no lo sepas. O que el césped del campo de tu equipo de futbol favorito hubiera recorrido miles de kilómetros. O que la escultura que te encantó en la galería de arte, se haya construido a partir de caucho reciclado. ¿Cómo es posible? Lo es porque, afortunadamente, los caminos de la economía circular son inescrutables. Y, probablemente, imprescindibles.

Si la crisis climática representa el mayor reto que el ser humano haya afrontado hasta el momento, no es de extrañar que la industria esté buscando nuevas fórmulas de paliar los estragos del consumismo excesivo, gran responsable de la situación. Así que, como os explicábamos en el artículo “Aplica las 5R contra la basuraleza”, la gran receta contra el cambio climático que debemos aplicar ciudadanos, industria e instituciones públicas pasa por priorizar la reducción, la recogida, la reutilización, el reciclaje y la recuperación de residuos.

¿Cómo lo hacemos? Con mucha imaginación e inventiva desde casa, pero también con el apoyo imprescindible de empresas que nos lo pongan mucho más fácil en nuestro día a día y en la correcta gestión ambiental de residuos. En ese contexto, desde Objetivo Bienestar, quisimos premiar a Signus como la Marca más comprometida con el medio ambiente en los IV Premios Objetivo Bienestar, entregados el pasado 22 de noviembre. Se trata de una entidad sin ánimo de lucro que tiene por objetivo dar una segunda vida a los neumáticos utilizados con el fin de reducir la generación de residuos. Esto pasa porque  algunos vehículos los reutilicen, pero también por su transformación en nuevos materiales destinados a usos muy diversos en diversos sectores.

De hecho, el tiempo estimado que necesita un neumático para que se degrade en la naturaleza se estima que puede ser superior a los 1.000 años, por lo que resulta imprescindible buscar segundas vidas a estos productos empleados en la industria automovilística.

Los neumáticos están compuestos principalmente de acero, de textil y de caucho, materiales que son susceptibles de convertirse de nuevo en materias primas y dar vida a productos que ni imaginas. Así que, vamos a dar un repaso de algunos de los usos que se pueden dar a los neumáticos reciclados y que, muy probablemente, formen parte de tu día a día sin que te hayas dado cuenta.       

Suelos de seguridad de parques infantiles
1/6

Suelos de seguridad de parques infantiles

Una gran capacidad de absorción de vibraciones, una alta resistencia a agentes climatológicos, el peso reducido o la resistencia al corte son algunas de las propiedades de los neumáticos que se convierten en una buena base para los suelos de seguridad de parques infantiles.

Cada año, cientos de miles de neumáticos desechados son utilizados como material de construcción de instalaciones deportivas y parques infantiles, consiguiendo aportar una gran seguridad y confort a las áreas de juego de los pequeños. 

Suelas de calzado
2/6

Suelas de calzado

¿Sabías que un solo neumático fuera de uso es capaz de dar vida a 30 pares de suelas de zapato? Los compuestos vulcanizados de los neumáticos pueden convertirse en un compuesto reciclado óptimo para la elaboración de suelas de zapato de goma.

De hecho, tradicionalmente, los zapateros ya utilizaban la banda de rodadura de los neumáticos para reparar calzado. Y ahora cada vez son más las firmas de calzado que han querido restaurar esta tradición y emplear goma reciclada para la fabricación de sandalias, chanclas y zapatillas.

Césped artificial
3/6

Césped artificial

Al igual que pasa con la construcción de suelos de seguridad de parques infantiles, la gran capacidad de absorción de impactos y aislamiento, así como la resistencia a las condiciones atmosféricas, hacen del caucho reciclado un material ideal para la construcción de césped artificial, muy empleado en campos de futbol, de rugby o en canchas de prácticas de golf.

Los beneficios de la hierba artificial son muchos: es más resistente que la natural, requiere un mantenimiento mínimo, cuenta con menos riesgo de lesiones y permite crear una superficie de juego mucho más uniforme.

Asfalto de carretera, guardarraíles y señales de tráfico
4/6

Asfalto de carretera, guardarraíles y señales de tráfico

Muchos neumáticos que ya han acabado con su vida útil, vuelven de nuevo a su terreno conocido: la carretera. Esta vez, sin embargo, en forma de asfalto, en señales de tráfico, en badenes de frenado o en guardarraíles.

Por cada kilómetro de carretera, se pueden utilizar hasta 4,5 toneladas de neumáticos gastados, fortaleciendo, además, la seguridad de conductores y pasajeros de las vías interurbanas.

Piezas de arte
5/6

Piezas de arte

¿Todavía no has visitado ninguna exposición de arte realizada a partir de neumáticos reciclados? Ya son muchos los artistas de distintas partes del mundo que se han animado a dar vida a estos residuos, creando piezas únicas de gran valor artístico y medioambiental.

El madrileño Ángel Cañas, el surcoreano Yong Ho Ji o la empresa RMD son algunos de los que han atrevido a crear esculturas confeccionadas con caucho reciclado. También desde el sector de la música, los percusionistas y “musicadores de objetos” de la banda Toompark, ofrecen shows musicales utilizando neumáticos como instrumentos de percusión.

Mobiliario y objetos de decoración
6/6

Mobiliario y objetos de decoración

Muchas firmas están empleando soluciones para tu día a día elaboradas también con caucho reciclado. En el mercado, ya puedes encontrar, entre otras muchas cosas, bolsas y mochilas provenientes de la economía circular.

Y si sois manitas, en la red encontraréis un montón de vídeos y de tutoriales para crear vuestras propias mesas auxiliares, asientos con respaldo, columpios, macetas y otros objetos de mobiliario y decoración con vuestras propias manos.