1. Hazte un tour navideño en tu ciudad
Entérate de cuáles son las tiendas mejor decoradas, las calles mejor iluminadas y hazte un tour por ellas. ¡La magia de la Navidad a través de la decoración y la iluminación es contagiosa!

2. Llama a tu amiga y proponle un plan especial
Llama a esa amiga o amigo que hace tiempo que no ves y proponle un plan alternativo. Por ejemplo, recorred lugares de vuestra ciudad que desconocéis. Coged una línea de autobús al azar y contemplad la ciudad desde una nueva perspectiva. Acabad en una cafetería y tomaos un buen chocolate caliente.

3. Conéctate a los villancicos
Busca una playlist con canciones de Navidad que te hagan pensar y soñar. Póntela en el coche, en el trabajo, de camino a casa, mientras te duchas. Suelen ser pegadizas, alegres y te llenan de energía positiva.

4. Busca un papel bonito
Este año, envuelve tu misma los regalos. Recorre las papelerías en busca de un papel del que te enamores. Intenta captar también la esencia de la personalidad del destinatario y haz que sea parte del regalo.

5. Ve al teatro
Date una vuelta por la sección de ocio de tu periódico y selecciona varias obras de teatro. Incluso te recomendaríamos que buscaras escenificaciones del clásico cuento de Navidad o teatros infantiles. Puede convertirse en una experiencia entrañable.

6. Date un paseo por los mercadillos navideños
¿Has pasado todos estos años sin decoración navideña? Date una vuelta por los mercadillos navideños de tu ciudad y busca los mejores objetivos para tu hogar. No es necesario que recurras al típico árbol o presente. Puedes buscar guirnaldas de luz que le darán un toque más íntimo a tu casa.

7. Crea un tablero navideño en Pinterest
Otra forma de llenarte del espíritu de la Navidad es compartirlo. Crea tu tablero en Pinterest. Toma instantáneas de tus mejores momentos, selecciona las imágenes que mejor representen esa magia navideña y compártelas con tus seguidores.