Espirulina: qué es y para qué sirve el alga más en tendencia

Este tipo de alga es una de las formas de vida más antiguas de nuestro planeta

Entre sus muchos beneficios, destaca por ser una de las mayores fuentes proteicas biodisponibles del mundo vegetal

Espirulina: qué es y para qué sirve el alga más en tendencia
Espirulina: qué es y para qué sirve el alga más en tendencia
Anna Bosch

Cada cierto tiempo aparece algún alimento que pasa a considerarse superalimento por la gran cantidad de beneficios que proporciona. Aunque en algunos casos se trata más de una estrategia de ventas, hay auténticas joyas en el mundo vegetal.

La espirulina es una de ellas, y además, no estamos muy familiarizados con ella. Este cocktail nutricional es una de las formas de vida más antiguas de nuestro planeta y constituye una de las mayores fuentes proteicas biodisponibles en el mundo vegetal.

Su consumo se remonta a 3000 millones de años de antigüedad por los aztecas en el gran lago de Tenochtitlán, cuando recibía el nombre de “Tecuitlatl”, que significa "producto de piedra", debido a que sólo crecía en aguas ricas en sales minerales y medios alcalinos.

Otras culturas del lago Chad, en África, también utilizaban la espirulina como condimento culinario en sus galletas. Y, ¿sabías que la NASA ha elegido esta alga para complementar la dieta de los astronautas en sus aventuras espaciales?

La espirulina viene de un alga con muchos nutrientes
 

¿Qué es la espirulina?

La espirulina es un alga azul-verde unicelular microscópica del grupo de las cianofíceas y de forma espiral, de ahí viene su nombre. Su increíble color verde oscuro intenso es debido a sus pigmentos fotosintéticos, como son la clorofila, pigmento verde, y la ficocianina, pigmento azul que actúa como un potente antioxidante en el cuerpo humano.

Existen diferentes géneros de espirulina, como son la “Arthrospira platensis” y la ”Arthrospira máxima”. La primera es la que tiene mayor contenido nutricional, aporta cerca de 100 nutrientes, lo que la convierte en uno de los alimentos más completos.

Su importancia nutricional fue reconocida en 1996, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) la declaró como un superalimento para hacer frente a la desnutrición y la carencia de micronutrientes. De todos modos, no debemos olvidar que no existen los alimentos milagrosos. Hoy en día es un suplemento más y, como tal, nunca sustituirá una dieta equilibrada. Primero la dieta, luego el complemento.

Propiedades de la espirulina

La espirulina es muy rica en proteínas de alto valor biológico, hasta un 70%. Además, aporta todos los aminoácidos en proporciones adecuadas, incluso los 8 aminoácidos esenciales que el cuerpo no puede sintetizar.

Su alta digestibilidad y biodisponibilidad proteica se debe a que las paredes celulares de sus membranas están constituidas por mucopolisacáridos y no de celulosa, como las de la mayoría de los vegetales, permitiendo así al organismo extraer fácilmente todos los nutrientes.

Es rica en vitaminas, minerales, oligoelementos. Hablamos de las vitaminas del grupo B, provitamina A o betacaroteno (25 veces más que la zanahoria), las vitaminas D, E y K y minerales como calcio, fósforo, magnesio, hierro, sodio, potasio, zinc, cobre, manganeso y selenio.

También contiene hidratos de carbono (15-20%), fibra soluble en forma de mucílagos y ácidos nucleicos DNA y RNA, necesarios para reparar el material genético de las células, además de ácidos grasos y enzimas como el superóxido dismutasa (SOD), uno de los antioxidantes más potentes que se conocen para proteger el organismo contra los radicales libres. Vaya, ¡un auténtico festival nutricional!

En referencia a los niveles de vitamina B12 y como apoyo en la dieta vegana y vegetariana, hay todavía mucha controversia en referencia a su biodisponibilidad. Por lo tanto, siempre será mejor priorizar la suplementación para evitar deficiencias de esta vitamina.

La espirulina aporta muchos beneficios nutricionales
 

Beneficios de la espirulina para el cuerpo

Con todos estos nutrientes, los resultados en nuestro cuerpo que podremos notar son de lo más variados:

  • Aporte nutricional general para promover el bienestar.
  • Energizante y reconstituyente. Indicado en ayunos, estados carenciales, convalecencias, épocas de estrés y personas con un día a día bien ajetreado, falta de energía física y mental,… Anillo en el dedo para la vida moderna actual.
  • Favorece la recuperación muscular en deportistas.
  • Complemento en dietas de adelgazamiento. Sus fibras mucilaginosas tienen efecto saciante antes de las comidas. Sus hidratos de carbono de absorción lenta tienen una acción reguladora sobre los niveles de glucosa, disminuyendo así las ganas de picotear.
  • Apoyo en dietas veganas y vegetarianas como aporte proteico.
  • Mejora el sistema inmune por su alto contenido en antioxidantes, previniendo el envejecimiento celular causado por los radicales libres.
  • Soporte en anemias gracias a su contenido en hierro, ácido fólico y clorofila.
  • Apoyo en la eliminación de metales pesados debido al aporte de clorofila. Este pigmento estimula la descomposición de productos de desecho en el intestino, riñón, hígado y piel.

¿Cómo se debe de tomar la espirulina?

Debe consumirse como apoyo a una dieta equilibrada, con una dosis inicial de 3 a 5 gramos al día. Empezaremos poco a poco e iremos subiendo la ingesta. La podemos encontrar en cápsulas, en comprimido o en polvo que podremos espolvorear en nuestros batidos, zumos, sopas, ensaladas, bizcochos...

¿Qué personas no pueden tomar espirulina?

Como en todo, la espirulina tiene contraindicaciones, en su caso debido a la presencia de fenilcetonuria. Por tanto, sería mejor consultar con un profesional en caso de tener fenilcetonuria, enfermedades autoinmunes, ácido úrico, insuficiencia renal, problemas tiroideos o estar durante embarazo y lactancia.

Teniendo esto en cuenta y siguiendo las indicaciones de uso diarias, la espirulina puede ser un suplemento ideal. Las algas son tendencia, ya que nos aportan muchos beneficios en mayor cantidad que otros alimentos. ¿Te animas a probarlas?

Sobre el autor
Anna Bosch

Naturópata especialista en Nutrición Ortomolecular y Salud Femenina. Ha formado parte del Dpto. de Formación de empresas de referencia en el mercado nacional e internacional en complementos alimenticios, donde ha realizado formaciones, durante seis años y a ámbito nacional, a profesionales de la salud sobre hábitos de vida saludables y micronutrición, un pilar indispensable para nuestras células y nuestra salud.

Actualmente, está inmersa en el proyecto “Anna Bosch for Woman”, un viaje con el que quiere profundizar en el apasionante mundo de la mujer, tanto en edad fértil como en menopausia y, es que según nuestra redactora, es un camino impregnado de miedos, prejuicios, dudas y sintomatología para muchas mujeres.

En la actualidad, está realizando acciones de divulgación, puesto que el conocimiento y la prevención son herramientas clave para entender nuestras hormonas y poder disfrutar de una buena salud. Comparte su know how en Objetivo Bienestar con artículos sobre salud femenina y alimentación. Puedes leer todos sus artículos aquí.

Descubre más sobre:

Nuestras recetas
Recetas fáciles

Recetas fáciles​​​​​​​

Recetas de temporada

Recetas de verano​​​​​​​

Recetas saludables

Recetas saludables​​​​​​​

Recetas para adelgazar

Recetas para adelgazar​​​​​​​

Nos vamos de shopping

  1. 10 suplementos veganos para mejorar tu salud portada
    shopping icon salud
    10 suplementos veganos para mejorar tu salud
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. 8 utensilios top de cocina ligera de verano
    shopping icon nature
    8 utensilios top de cocina ligera
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. Con cafeína
    shopping icon food
    Qué cafetera se adapta más a ti
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído