Mitos y verdades de las bebidas vegetales, el calcio y la leche

Aunque en la cocina se utilizan como grandes sustitutas de la leche animal, los licuados vegetales tienen una composición nutricional muy distinta. ¿Eso hace que no sean recomendables? ¿Nos faltará calcio si no tomamos leche de vaca? Revisamos y despejamos algunas de las dudas más frecuentes en torno al mundo de las bebidas de soja, de avena o de arroz.

Mitos y verdades de las bebidas vegetales, el calcio y la leche
Mitos y verdades de las bebidas vegetales, el calcio y la leche
Marta

Marta Costa

Periodista y posgrado en comunicación alimentaria

Hasta hace relativamente poco, la leche formaba parte del desayuno de prácticamente todos nosotros, especialmente del de los pequeños. Un gran vaso de leche de vaca con galletas o cereales, acompañado de un zumo, representaba una primera comida del día muy común no solo en los hogares sino también en los colegios y en la restauración. Pero ahora las cosas han cambiado: ya entrados en la segunda década del siglo, la mala prensa de los productos procesados y altos en azúcares y aditivos, así como la necesidad de apostar por un consumo más sostenible, con menos productos de origen animal y con un menor impacto ambiental, nos han hecho revisar antiguas creencias y cambiar muchos de nuestros hábitos diarios.

Entre ellos, el del consumo de los productos lácteos. La leche de vaca, de cabra o de oveja, esa bebida que siempre se había considerado imprescindible para el crecimiento y el buen mantenimiento de nuestra salud ósea, compite ahora con un extenso universo de nuevas bebidas vegetales que, según datos de un estudio de la consultora Nielsen publicado por el proyecto europeo Smart Protein, cuentan ya con penetración en el 37% de los hogares españoles. Se trata pues de un alimento en plena expansión que, desde 2018, ha aumentado el volumen de ventas en un 14% en nuestro país, llegando a los 246 millones de litros anuales y plantando cara a la industria láctea.

¿Por qué? Porque pueden tratarse de alternativas saludables si queremos transicionar hacia una dieta vegana o con menos productos de origen animal, si la leche no se nos pone bien o si tenemos algún tipo de alergia o de intolerancia a la lactosa o a la caseína.

Aun así, las bebidas o los licuados vegetales siguen despertando y acumulando una gran cantidad de mitos y de falsas creencias a menudo condicionadas por los intereses de la industria alimentaria, ya sea en una u otra dirección. Por eso, y en el marco del Día Mundial de la leche vegetal que se celebra este domingo, 22 de agosto, vamos a intentar arrojar un poco de luz sobre esta cuestión.

También te puede interesar

Nos vamos de shopping

  1. Formas naturales, ecológicas y sostenibles de cuidar tus dientes
    shopping icon salud

    Productos sostenibles para el cuidado de tus dientes

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. Utilizar calzado adecuado
    shopping-icon carrito

    Prepara tu piscina para el invierno ¡sin vaciarla!

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. El prisionero/a
    shopping icon sexo

    7 juegos sexuales para avivar la llama del deseo

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído