¿Cuándo debo acudir al dietista-nutricionista?

No solo para perder peso y adelgazar: la figura del dietista-nutricionista actualizado es la única a la que debemos acudir si queremos hacer un cambio de hábitos alimentarios y no sabemos cómo, si deseamos apoyar un tratamiento médico con dietoterapia o si perseguimos un objetivo deportivo concreto, entre muchos otros.

Cuándo debo acudir al dietista nutricionista
Cuándo debo acudir al dietista nutricionista
Marta

Marta Costa

Periodista y posgrado en comunicación alimentaria

Tal vez el de los dietistas-nutricionistas sea uno de los sectores con más intrusismo profesional. Cada día, y sin darnos cuenta, nos invade una gran cantidad de recomendaciones dietéticas a través de la publicidad, de las redes sociales, de los medios de comunicación, de conversaciones con personas de nuestro entorno o, muchas veces, de distintos profesionales del mundo de la salud. Y, muy a menudo, todos ellos reproducen mitos de la alimentación que muchos estudios de las últimas décadas ya han derribado.

Ni el desayuno es la comida más importante del día, ni los lácteos son imprescindibles para nuestros huesos, ni la base de nuestra alimentación deben ser los cereales. Estas, y muchas otras, son algunas de las falsas creencias alimentarias que hemos aprendido y estudiado en el colegio y que siguen reproduciendo muchos anuncios y etiquetas, pero que deben actualizarse de forma inmediata.

El único experto en alimentación es el dietista-nutricionista actualizado

Y debemos tenerlo muy en cuenta: ni el médico de cabecera, ni el entrenador del gimnasio, ni la amiga que ha perdido peso y no lo ha recuperado, ni los influencers sin titulación. El verdadero experto en alimentación preparado para dar buenas recomendaciones y personalizar tu dieta sin carencias ni riesgos es el dietista-nutricionista. Por eso, es crucial que si tienes un objetivo que pase por un cambio de hábitos alimentarios de cualquier tipo evites dietas de moda mal pautadas y desequilibradas que pongan en riesgo tu salud sin darte cuenta, y lo dejes en manos de un profesional calificado que analice tu caso, te dé nuevas pautas personalizadas y te acompañe en el camino. Y este es, solo y exclusivamente, el dietista-nutricionista actualizado.

Por qué comemos tan mal

¿Por qué comemos tan mal?

Desde la industrialización alimentaria, masificada y globalizada desde hace algunas décadas, nuestra dieta y nuestra salud han empeorado notablemente. Así lo demuestran las estadísticas, que no presentan porcentajes demasiado esperanzadores de cara al futuro: la Federación Española de Diabetes (FEDE) calcula que un 25% de los españoles son obesos o tienen sobrepeso, una cifra que se eleva a más del 30% en el caso de los niños y niñas y que se prevé que siga aumentando en los próximos años.

Y es que, más allá de la cuestión estética y resumiéndolo mucho, la acumulación y exceso de grasa visceral y de grasa ectópica está detrás de todas las enfermedades crónicas modernas.

¿Por qué? Posiblemente, porque la comodidad sea uno de los peores enemigos de la salud, tal y como nos explicaba la nutricionista y tecnóloga de los alimentos Paloma Quintana en esta entrevista. Pero hay más: la falta de educación nutricional, las implacables campañas de marketing y comunicación emprendidas por la industria alimentaria, el auge de los productos ultra procesados y de la comida rápida, las nuevas formas de delivery y de take away, la desconexión que sentimos respecto al campo y el origen de los alimentos, los mensajes contradictorios que recibimos por todas partes y un largo etcétera de factores lo explican. Y crean una gran confusión.  

¿Cuándo es conveniente acudir a un dietista-nutricionista?

Aunque es cierto que muchas de las consultas de estos profesionales de la salud se llenan de personas que quieren perder peso de forma saludable evitando peligrosas e ineficaces dietas milagro, los dietistas-nutricionistas son necesarios para acompañarnos en muchísimas más situaciones y problemas:

  • Cuando queremos bajar o aumentar de peso, pero lo queremos hacer con ciencia y supervisión profesional
  • Cuando padecemos una alergia o una intolerancia alimentaria y no sabemos cómo debemos adaptar nuestra dieta a nuestra nueva condición
  • Cuando queremos hacer un cambio de dieta y transicionar hacia el vegetarianismo o el veganismo, pero sin carencias nutricionales
  • Cuando, recurrentemente, nos sentimos hinchados, experimentamos gases o reflujo y no disfrutamos de digestiones fáciles
  • Cuando padecemos estreñimiento crónico y/o diarreas frecuentes
  • Cuando queremos apoyar un tratamiento médico con una alimentación adecuada
  • Cuando necesitamos adaptar nuestra dieta a situaciones como el embarazo, el preparto o el posparto
  • Cuando somos deportistas y queremos optimizar nuestros hábitos alimentarios para alcanzar determinados objetivos
  • Cuando queremos mejorar nuestra alimentación, pero no sabemos cómo

En resumen, un dietista-nutricionista nos ayudará a seguir y a redirigir nuestra alimentación y nuestros hábitos, adaptándolos a nuestras necesidades personales, lo que impactará enormemente en nuestra salud física, mental y emocional. No olvides que darle a tu cuerpo aquellos nutrientes que necesita y hacerlo de la forma más óptima es una fantástica forma de prevenir enfermedades y de aumentar nuestra calidad de vida. Porque no solo importa qué comemos sino cómo lo hacemos.

no puedo hacer un cambio alimentario sin supervisión profesional

Entonces, ¿no puedo hacer un cambio alimentario sin supervisión profesional?

Depende. De qué tipo de cambio se trate, del objetivo que persigas, de tus conocimientos y de si cuentas con algún problema de salud. Raquel Capel, responsable de nutrición del equipo de Entrena Virtual, asegura que “es muy importante no realizar autodiagnósticos y retirar alimentos por cuenta propia, ya que, si de verdad existe patología, esa acción enmascara los síntomas, incurriendo en falsos diagnósticos”. Por ejemplo, si sospechamos que somos intolerantes a la fructosa o al gluten, lo mejor es que acudamos a un profesional antes de evitar determinados alimentos de nuestra dieta.

Es decir, para seguir recomendaciones básicas y consensuadas para mejorar tu dieta como reducir o eliminar la ingesta de productos ultra procesados y de azúcares, de alcohol o de otros tóxicos, comer más verdura, aumentar el consumo de proteína vegetal o añadir nuevos alimentos saludables como los fermentados, no te hará falta supervisión profesional. En cambio, si te encuentras en alguna de las situaciones citadas en la anterior lista, no lo dudes, y pide cita al dietista-nutricionista.

Nos vamos de shopping

  1. Formas naturales, ecológicas y sostenibles de cuidar tus dientes
    shopping icon salud

    Productos sostenibles para el cuidado de tus dientes

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. Utilizar calzado adecuado
    shopping-icon carrito

    Prepara tu piscina para el invierno ¡sin vaciarla!

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. El prisionero/a
    shopping icon sexo

    7 juegos sexuales para avivar la llama del deseo

    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído