¿Es tan buena la miel? Descubre las verdades y los mitos

La miel se corona como el ingrediente estrella de los remedios caseros: un vaso de leche con miel lo cura todo. Pero, ¿qué hay de verdad y qué es un mito?

La miel
La miel

La miel es un producto delicioso que usamos no solo para incorporarlo en muchas de nuestras recetas sino que también lo es uno de los ingredientes más usado como remedio casero. Además es un buen producto para sustituir el azúcar, del que tanto alertan los nutricionistas y los organismos de salud internacionales. Es posible que alguna vez te hayan dicho que un vaso de leche con miel es mano de santo y nos curará de cualquier cosa, y seguro que lo has hecho y te ha aliviado el malestar. Seguro que también has oído que una cucharada de miel sola es buena y te quitará todos los males,  pero, ¿es verdad todo lo que se dice de ella? Te dejamos tres verdades y tres mitos a cerca de este producto dulce que tanto nos gusta.

Verdades

Es muy calórica. Contiene principalmente azúcares simples de origen vegetal como la fructosa y la glucosa. Se considera que la energía que proporcionan 100 gramos de miel es de 320 kcal. Aún así, es una opción más saludable que el azúcar y un buen producto para sustituirlo a la hora de endulzar algo, pero nunca debes abusar de la miel como tal.

Combate la tos seca. Una cucharada de miel ayuda a limitar la tos cuando es de carácter irritativo, ya que disminuye el reflejo automático de toser. Alivia los síntomas pero no cura el resfriado.

Ayuda a combatir la resaca. Sí, pero con matices. No es mágica para excesos mayúsculos pero sí para recuperar los niveles de glucosa en sangre y aportando una agradable sensación de bienestar si nos sentimos algo mareadas, gracias a su alto contenido en azúcares simples de origen vegetal, entre los cuales se encuentra la glucosa.

Mitos

No cura el catarro. La miel no tiene un efecto descongestivo en las vías respiratorias por lo que es falso que, por sí sola, cure el resfriado. Como hemos dicho, alivia algún síntoma temporalmente pero no es, en ningún caso un remedio efectivo que elimine el resfriado de raíz.

No ayuda a dormir. Su alta cantidad de energía provoca que su consumo sea mucho más recomendable para el desayuno. Si la tomamos por la noche, su efecto sería parecido al de una taza de café. ¡Nos excita! Mejor infusión relajante o un vaso de leche.

No baja el colesterol. La miel es el único producto de origen animal que no tiene colesterol. Sin embargo, otros muchos productos vegetales no lo tienen y por ello no mejoran los niveles de colesterol sanguíneo cuando estos son altos. La manera efectiva de reducir los niveles altos de colesterol “malo” es una alimentación saludable y practicar ejercicio físico varias veces por semana.

Sobre el autor
Objetivo Bienestar

Equipo de redacción de Objetivo Bienestar. Periodistas especializados en autocuidado y salud integral y preventiva. Nuestra misión es divulgar de forma fácil y accesible nuevas maneras de disfrutar de la máxima calidad de vida teniendo en cuenta el eje cuerpo-mente-espíritu.

Descubre más sobre:

Nuestras recetas
Recetas fáciles

Recetas fáciles​​​​​​​

Recetas de temporada

Recetas de verano​​​​​​​

Recetas saludables

Recetas saludables​​​​​​​

Recetas para adelgazar

Recetas para adelgazar​​​​​​​

Nos vamos de shopping

  1. 10 suplementos veganos para mejorar tu salud portada
    shopping icon salud
    10 suplementos veganos para mejorar tu salud
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. 8 utensilios top de cocina ligera de verano
    shopping icon nature
    8 utensilios top de cocina ligera
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. Con cafeína
    shopping icon food
    Qué cafetera se adapta más a ti
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído