¿Qué tipo de hambre sientes en cada momento?

El hambre puede llegar a través de los diferentes sentidos: el olfato, la vista o el oído. ¿Reconoces qué tipo de hambre se manifiesta en tu mente o cuerpo?

hambre emocional tipos hambre
hambre emocional tipos hambre

Mar Altabás

El hambre se puede manifestar en cualquier momento del día, a través de diversos estímulos externos o internos. Pero antes de nada, empecemos desterrando un mito: cocinar en casa no es sinónimo de comer bien. Dependerá de la técnica de cocción que utilicemos, de los ingredientes y de las cantidades... La cocinoterapia se ocupa de todo ello. Nos invita a perfeccionar nuestras habilidades para acercarnos a la mejor versión posible de cada alimento entendiendo las cocciones, los colores e incluso el hambre para nutrirnos a consciencia.

1. Hambre real

Es el que hay que educar a partir de hábitos. “Probablemente es el más complejo de controlar, o no comeríamos una hora después de cenar”, ejemplifica la experta en nutrición Anna R. Alós.

2. Hambre visual

La practicamos los domingos, en fiestas varias y, por supuesto, en Navidad. Estamos completamente saciados pero podemos decir: “estoy llena, pero puedo con esta maravilla”, explica Alós.

3. Hambre de olfato

El pan recién horneado, un guiso con fundamento... Ciertos aromas son capaces de abrirnos instantáneamente el apetito y hacernos desear ese alimento de manera repentina.

4. Hambre auditiva

También ciertos sonidos activan el mecanismo cerebral del hambre. “Es, por ejemplo, el sonido de las palomitas al saltar, las patatas fritas o una galleta crujiente”, enumera Alós.

5. Hambre “celular”

“Hay dos apetencias innatas espontáneas. Tendemos al dulce para lograr energía y al salado, para evitar la deshidratación”, cuenta Alós. Es el mecanismo que nos garantiza la supervivencia.

6. Hambre de novedad

La curiosidad, disfrutar de nuevos sabores es para muchos un motor capaz de mantener muy activo el apetito. Siempre hay sitio para todo lo que cumpla con el requisito de ser nuevo y original.

7. Hambre de corazón o emocional

Sentir que tenemos hambre para ‘tapar’ otras emociones menos agradables. “Es el hambre de premio o de castigo, la que sirve para compensar un bajón emocional”.

8. Hambre mental

Somos capaces de autoconvencernos de que ese alimento, a pesar de estar saciados, nos conviene. “Es justificarnos cuando comemos fresas o chocolate porque contienen antioxidantes”.

El equilibrio en los alimentos y la variedad es fundamental en una dieta saludable por eso hay afirmaciones que no hemos oído muchas veces pero que llevan toda la razón. “Somos lo que asimilamos, no solo lo que comemos. Porque dos personas que comen lo mismo y se mueven igual tienen pesos distintos”. De la misma manera, controlar el hambre y comer rico y sano depende de ti misma y de tu voluntad, por eso si quieres, puedes aunque es cierto que hemos perdido la transmisión generacional de habilidades culinarias y recetas tradicionales. Recuperar ese conocimiento es básico. Recuperarla está en nuestras manos.

Sobre el autor

Mar Altabás

Descubre más sobre:

Nos vamos de shopping

  1. 10 suplementos veganos para mejorar tu salud portada
    shopping icon salud
    10 suplementos veganos para mejorar tu salud
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. 8 utensilios top de cocina ligera de verano
    shopping icon nature
    8 utensilios top de cocina ligera
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. Con cafeína
    shopping icon food
    Qué cafetera se adapta más a ti
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído