Existen dos nutrientes esenciales para determinar la salud del cabello: la biotina y el ácido fólico. La falta de biotina ?vitamina H o B7?produce un debilitamiento del pelo, mientras que un bajo nivel de ácido fólico es una de las principales causas de la pérdida de cabello. El huevo, la levadura de cerveza y el plátano son ricos en biotina y los guisantes, los cítricos, algunos cereales y los espárragos aportan ácido fólico lo que ayudará a la creación de nuevas células sanguíneas.

En general, todos los frutos secos son muy beneficiosos para mantener el pelo joven, debido a su alto contenido en vitamina B, zinc y selenio, pero el más destacado entre ellos son las nueces, perfectas aliadas contra la caída de cabello.

Los pescados blancos tienen nutrientes que facilitan el crecimiento del pelo al igual que el salmón, que al tener un gran contenido en omega 3 ayuda a proporcionar brillo al cabello y a mantenerlo saludable.

A su vez, los vegetales verdes y los alimentos ricos en hierro ?como las espinacas y las legumbres? comportarán una mejor nutrición y fortalecimiento del cabello y ayudarán a mantenerlo hidratado. Al igual que los antioxidantes procedentes de los cítricos, que al tener un alto contenido de vitamina C favorecen la síntesis del colágeno, importantísimo para la salud capilar.