¿Con ganas de broncearte? Conseguir el bronceado perfecto es uno de nuestros principales retos cada verano. A todas nos gusta ese colorcito que coge la piel y ver lo bien que reluce. Para conseguirlo hacen falta horas de playa o piscina, pero siempre protegiendo la piel de las agresiones que provocan los rayos ultravioletas. Aunque una vez conseguimos ese moreno tan deseado, cuesta mucho mantenerlo.

¿Tu también eres de las que pierde el bronceado en nada y menos? Para intentar que perduré durante más tiempo, es necesario que la piel esté previamente preparada. La cual precisa de una buena exfoliación e hidratación. Y no olvides de protegerla con crema solar. Y si quieres tener más aliados, debes saber que hay alimentos que ayudan a prolongar el bronceado durante más tiempo.

¿Qué alimentos nos ayudan a mantener el bronceado?

La hidratación es uno de los aspectos más importantes, por lo que deberías beber mucha agua. Asimismo, los vegetales que contienen antioxidantes y las grasas buenas pueden ayudarte a mantener ese tono moreno durante más tiempo. Se trata de alimentos que potencian la pigmentación y activan la melanina, por lo que favorecen la prolongación de un bronceado uniforme.

La zanahoria

Su alto contenido en betacarotenos contribuye a la pigmentación de la piel. Precisamente, los betacarotenos son los pigmentos responsables de los colores amarillos, anaranjados y rojos. El consumo de zanahorias incrementa la producción de melanina, factor que nos ayudará a conseguir el bronceado más rápidamente.

Las pasas

Tienen un gran poder antioxidante y son ricas en vitaminas del grupo B. Las pasas ayudan a reparar la piel, la cuidan y potencian el bronceado.

El tomate

En el color rojo de los tomates se refleja su composición a base de betacarotenos, así que ya puedes deducir que te ayudará a conseguir el moreno más fácilmente. Un hecho curioso es que cuando los encontramos en salsas o hasta en kétchup, todavía son más eficaces.

El aguacate

Es rico en vitaminas E y D, un gran antioxidante y tiene propiedades cicatrizantes, pero lo mejor es que ayuda a hidratar la piel y a proteger las células.

Los cítricos

Los limones, las naranjas, el pomelo y otros cítricos, ayudan a mantener la hidratación. De este modo, contribuyen en la preparación de la piel, aspecto muy importante si quieres conseguir tu objetivo.

La calabaza

Por su color, también descubrimos su alto contenido en betacarotenos. Además, es rica en antioxidantes, los cuales contribuyen en la prolongación del bronceado.

El salmón

Es un pescado azul rico en Omega 3, un ácido graso esencial que cuida y protege la piel. Si debemos prepararla antes de exponernos al sol, comer salmón mejorará ese cuidado y prevención.

El perejil

Contiene muchas vitaminas y carotenos esenciales que producen la vitamina A y cuidan nuestra piel.