¿Tienes un antojo? Las embarazadas sienten el irresistible deseo de comer ciertos alimentos que les resultan tentadores y no pueden obviar. Repentinamente, surge una necesidad fisiológica a satisfacer, la cual nos hace actuar con ansia e impulsividad. Los antojos pueden derivar de los cambios hormonales y metabólicos por los que pasa el organismo durante los 9 meses del embarazo, originarse a causa de la cercanía entre las áreas del cerebro que controlan el gusto y las que reciben los impulsos nerviosos originados en el útero, aparecer por una carencia de nutrientes o deberse a la misma ansiedad que puede suponer la gestación.

En cualquier momento puede aparecer esta necesidad por un alimento en concreto, desde los dulces y salados hasta, incluso, los amargos y picantes. Y lo curioso es que la mayoría de las mujeres tienden a desear los mismos productos alimenticios y que suelen surgir más por la tarde.

A los antojos se les debe prestar atención para poder sentirnos mejor y más felices, pero también hay que ir con cuidado porque mantener una buena salud es fundamental para la embarazada y para el bebé. Si tienes muchos antojos y quieres mantener una dieta equilibrada, siempre puedes sustituirlos por propuestas más saludables. Asimismo, puede que haya alimentos que antes te encantaban y que ahora no puedas soportar. Del mismo modo que unos nos empezarán a gustar más, también hay otros que detestaremos.

Las manchas de los antojos

Existen varios mitos sobre el embarazo. Uno de los más comunes e interesantes es sobre las manchas que les aparecen a los bebés cuando, supuestamente, no se satisface un antojo. Se carece de estudios científicos que puedan verificarlo, pero es gracioso observar esas manchas e intentar descifrar a qué pueden deberse.

Alimentos prohibidos durante el embarazo

Lo más importante durante el periodo de gestación es evitar los alimentos que no son recomendados para las embarazadas.

  • Embutidos
  • Jamón sin curar o congelar
  • Patés o foie
  • Precocinados y preparados
  • Pescados crudos o ahumados y moluscos
  • Atún rojo
  • Pescados con un alto contenido en mercurio
  • Lácteos y quesos sin pasteurizar
  • Carne de caza, crudas o poco hechas
  • Algas pardas
  • Huevos crudos o no bien cocinados
  • Grasas saturadas
  • Alcohol

Precauciones para una alimentación segura

Además de no consumir la lista de ingredientes expuesta previamente, tampoco se deben olvidar estos consejos básicos para una alimentación segura.

  • La higiene: lavarse bien las manos antes y después de cocinar o comer, así como limpiar bien los productos y utensilios que vayamos a utilizar para evitar las bacterias o parásitos.
  • La temperatura al cocinar: se recomiendo cocinar a una temperatura superior a los 75ºC para matar los microorganismos presentes en los alimentos que pueden provocar ciertas enfermedades.
  • Los alimentos: un producto crudo y uno cocinado no deben entrar en contacto, tampoco podemos esperar a consumirlos dejando pasar más de un par de horas, ni conservarlos en el frigorífico o descongelarlos por completo antes de cocinarlos.

Los antojos más comunes

Aquí tienes la lista de los alimentos más comunes que suelen convertirse en un deseo irrefrenable para las mujeres embarazadas. 

Banderillas
1/14

Banderillas

Chocolate
2/14

Chocolate

Galletas saladas
3/14

Galletas saladas

Helados
4/14

Helados

Huevos
5/14

Huevos

Dulces
6/14

Dulces

Patatas fritas
7/14

Patatas fritas

Frutas ácidas
8/14

Frutas ácidas

Pepinillos
9/14

Pepinillos

Picantes
10/14

Picantes

Quesos
11/14

Quesos

Limón
12/14

Limón

Pan
13/14

Pan

Carne
14/14

Carne