Una mujer en lo alto de un escenario sujetada sólo por dos telas de ropa mientras realiza una coreografía en la que su cuerpo se mueve alrededor de las telas, desplazándose por el aire, bajando con tirabuzones y parando en seco para volver a escalar. Este tipo de baile es la danza aérea, una combinación de danza contemporánea con otras artes como el teatro, la acrobacia o la escalada.

Las coreografías de esta danza se realizan lejos del suelo, jugando con los niveles de altura y la libertad de movimientos que proporcionan las telas acrobáticas. El elevado grado de dificultad del ejercicio se compensa por la espectacularidad visual que ofrece, por eso es habitual encontrar este tipo de danza en los cotizados espectáculos de la compañía Cirque du Soleil.

La danza aérea es una forma muy completa de tonificar el cuerpo y moldearlo, pues hace ejercitar todos los músculos superiores y mejora la flexibilidad. El trabajo muscular exige mucha fuerza y sobre todo concentración. Es una actividad que permite conocer el cuerpo, facilita el equilibrio y mejora la capacidad de mantener la calma en situaciones de riesgo. El esfuerzo también se ve recompensado por la adrenalina de estar algunos metros por encima del suelo realizando todo tipo de acrobacias al son de una música.