El otoño siempre viene cargado con frutas dulces y coloridas, y una de las más vistosas y deliciosas, es sin duda la granada. Sus semillas, además de ricas, decoran y alegran muchos platos, haciéndolos más fotogénicos y refrescantes.

En esta ocasión mi propuesta son unas berenjenas horneadas, que se toman acompañadas de una rica salsa de yogur y comino, aderezado con semillas de granada y menta. Es un entrante fresco, ligero, y perfecto para empezar cualquier comida y poner un toque de color a cualquier mesa.

La granada es una fruta que destaca por su alto contenido en antioxidantes y en vitaminas C y A. Al ser tan alto su contenido en antioxidantes, es muy recomendable su consumo para prevenir diferentes enfermedades. Al tener también propiedades regenerativas, es muy apreciada en el sector estético, se incluye en las fórmulas de muchos cosméticos y es utilizada en muchos tratamientos anti-envejecimiento.

Las berenjenas tienen un gran contenido en agua y fibra, y por lo tanto son un alimento poco calórico, pero muy saciante. Son ricas en vitamina E, en antocianinas, un potente antioxidante que le otorgan su color morado, y en potasio. No deben consumirse nunca crudas ya que podrían causar dolores de cabeza y problemas digestivos, en cambio con la cocción, se elimina toda su toxicidad.

Esta es una receta que puedes dejar medio preparada con antelación. Puedes hornear las berenjenas y dejarlas en el horno, y también preparar la salsa. En el último momento, simplemente deberás juntarlo todo y adornarlo con la granada y la menta. Es perfecta para cualquier comida festiva en la que tengas invitados y ¡muchas cosas que preparar!

Berenjenas al horno con salsa de yogur y granada 0

Ingredientes:

  • 2 berenjenas
  • 125 ml de yogur vegetal o el que prefieras (sin azucarar)
  • 1/2 o 1 diente de ajo
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1/2 cucharadita de zumo de limón
  • 1/8 cucharadita de sal
  • hojas de menta fresca
  • 1/2 o 1 granada
  • pipas de calabaza

 

Preparación:

  1. Lava y corta las berenjenas por la mitad longitudinalmente y echa un poco de sal en la parte cortada. Precalienta el horno a 180ºC y hornéalas boca abajo durante 30 minutos o hasta que estén blandas.
  2. Mientras tanto ve preparando la salsa, mezclando el yogur con el ajo prensado, el comino, el zumo de limón y la sal.
  3. Cuando las berenjenas estén, déjalas enfriar un poco y sírvelas con la salsa de yogur repartida entre todas las mitades, varias hojas de menta fresca picada, semillas de granada al gusto y semillas de calabaza, que puedes tostar en una sartén sin aceite a fuego bajo-medio, si quieres.