El 8 de agosto se celebra el Día Internacional del Orgasmo Femenino, una fecha que se marcó en el calendario después de que diversos estudios identificasen las altas cifras de incidencia de la anorgasmia femenina entre la población española, que actualmente se traduce en más de nueve millones de mujeres que manifiestan haberla padecido, si bien suelen ocultarlo por miedo o vergüenza.

Y es que hablar del orgasmo sigue siendo aún hoy día un tema tabú. De hecho, se ha podido constatar que los bloqueos a nivel psico-emocional son la causa más frecuente por la que se produce la anorgasmia femenina, siendo la terapia el método más eficaz para tratarla. En este contexto, algunos centros especializados en esta disfunción, como el Centro de Bienestar Nenuphae, han decidido abordar esta cuestión desde una perspectiva holística, a través de una técnica que contribuye a detectar y liberar estos bloqueos.

Y es que la anorgasmia femenina constituye uno de los principales motivos de asistencia a las consultas de sexología, si bien suele silenciarse por miedo o vergüenza ante una sociedad que otorga al sexo una envergadura que, a la luz de lo que arrojan los datos, no se corresponde con la realidad para casi la mitad de la población femenina.

Las cifras varían entre los diversos estudios revisados, pero en algunos de ellos se llega a hablar de un 40% de prevalencia entre las mujeres españolas, tal y como recoge el informe del sexólogo Francisco Cabello, “Evaluación y tratamiento de la anorgasmia femenina.”

Según afirma Sonia Pinel, terapeuta holística y fundadora del Centro de Bienestar Nenuphae, “siempre que hablemos de mujeres emocionalmente estables, cuando hay una imposibilidad de vivir un orgasmo, posiblemente existe una desconexión de la mente y el cuerpo, es decir, que durante el acto sexual o masturbación estamos más atrapadas en nuestro ruido mental que en la atención plena a nuestras sensaciones corporales”.

La anorgasmia desde una perspectiva holística

La terapia holística considera al ser humano como un todo, en el que cuerpo, mente y espíritu forman una unidad. Cualquier desequilibrio en una de estas áreas repercute sobre las otras dos. Así pues, cuando una paciente acude a consulta se abordan estos tres ámbitos de su salud.

  • A nivel físico:  desnuda frente al espejo, la prueba de fuego

En esta fase, se invita a las mujeres a realizar el siguiente ejercicio, y es situarse totalmente desnuda frente al espejo y mirarse fijamente a los ojos.

“Déjate sentir, escucha tu cuerpo y comprueba qué emociones o sentimientos afloran, ¿te sientes cómoda, incómoda?”

Los expertos afirman que este es un ejercicio muy potente para trabajar la autoaceptación.

Y es que la autodesvalorización por el aspecto físico y la falta de autoestima son factores que pueden desencadenar la incapacidad para alcanzar el orgasmo. “Es necesario hacer las paces con una misma, honrar, amar y cuidar el cuerpo y nuestras emociones”, sostiene la directora del centro.

  • A nivel mental: reconocer las emociones subyacentes

Pinel afirma que el miedo y la culpa son las emociones principales que generan bloqueos a nivel sexual. Emociones que vienen aprendidas desde la infancia y de los mensajes recibidos por parte de los adultos sobre lo que está bien o mal, sin tener en cuenta la naturaleza de esa niña y su necesidad de explorar por su propia cuenta.

“Re-conocer y aprender a gestionar estas dos emociones son una de las herramientas que pueden liberar estos bloqueos”

  • A nivel energético: equilibrar primer y segundo chakra

A nivel energético, este enfoque holístico afirma que dichos bloqueos se sitúan en el primer chakra, Muladhara o Raíz, asociado a las acciones más primarias como la supervivencia y reproducción de la especie, y segundo chakra, Svadhisthana o Sacro, que rige la capacidad de crear, ya sea trabajo o dinero. Las creencias en estos centros de energía aseguran que el equilibrio de estos dos chakras facilita tener relaciones emocionales sanas con los demás, se conecta con la salud emocional y el sistema muscular, lo cual a su vez fomenta una autoestima alta y fuerte y una autoimagen positiva y firme.

Ser capaz de reconocer y expresar los bloqueos

Durante siglos hablar de la sexualidad femenina ha sido un tabú, y aún en nuestros días lo sigue siendo. La escritora Cris Mazza, coproductora y protagonista del documental “Anorgasmia: Fakin It in a Sexualized World”, asegura que hablar sobre la ausencia de orgasmos o dificultad para alcanzarlos provoca un sentimiento de vergüenza en las mujeres, “es como si fuera un tema tabú que nadie se atreviera a reconocer”, afirma.

Actualmente se están aplicando técnicas como el quiromasaje, la terapia energética y lenguaje de las emociones a través del cuerpo para paliar estos bloqueos. Dichas técnicas pueden contribuir a que la mujer sea capaz de descubrir y expresar libremente y en un entorno seguro todo aquello que está obstaculizando su capacidad de sentir placer, liberarse de ello y disfrutar de una vida sexual sana.