Levantarse con el olor de pan recién hecho. Nos encanta comer pan del día, acompañado, solo, con mantequilla, tomate... Las opciones son muy variadas. Sin embargo, a veces acumulamos barras y más barras. Con ellas, el pan se va quedando duro. Pero, ¿qué podemos hacer con el pan sobrante antes de tirarlo?

Primero, debes considerar la idea de congelar esa parte de barra que no te comerás. Esta es una manera de conservar el pan en buenas condiciones. Y, aunque estamos acostumbrados a consumir pan del día, existen otras muchas opciones para aprovecharlo, ya sea pan integral, con cereales, baguette... Siempre le puedes dar un nuevo uso. Así que, si estás pensando en tirar el pan no lo hagas. Aquí te dejamos algunas recetas que puedes comenzar a hacer simplemente con pan duro, ese que pensabas que ya no volverías a comer, pero que puede tomar forma de delicioso postre o un buen aperitivo.

Pan rallado
1/5

Pan rallado

El pan rallado es una de las opciones más utilizadas para aprovechar el pan. Podemos triturar el pan en un robot de cocina o manualmente si no tenemos, extenderlo en una bandeja de horno sobre papel sulfurizado y hornear durante 15-20 minutos a 200º vigilando que no se queme. 

Además, una vez hecho el pan rallado puede utilizarlo para empanar carne o pescado con un acabado más crujiente.

Picatostes
2/5

Picatostes

Los picatostes pueden salvarnos en más de una comida. Sirven para acompañar cualquier crema, sopa o incluso una ensalada. Es tan sencillo como cortar el pan duro en pequeños cuadrados y pasarlo unos minutos por la sartén con aceite de oliva y hierbas aromáticas al gusto. Si queremos, podemos añadir un poco de ajo y perejil o pimentón.

Torrijas
3/5

Torrijas

Cuando la acumulación de barras de pan ya supera la normalidad, la mejor receta, en este caso, es hacer un buen plato de torrijas. Corta el pan a rebanadas, mójalas en leche con canela y pásalas por un huevo batido por ambos lados. Pon las rebanadas en la sartén y fríelas con aceite de girasol.

Pudin
4/5

Pudin

Un postre delicioso que no deberías perderte y que puedes realizar aprovechando el pan duro es el pudin. Solo tendrás que añadir leche, huevos y un poco de canela para ello. Un poco de caramelo líquido endulzará aún más este plato. Recuerda que también puedes hacer magdalenas o bizcochos con pan duro.

Canapés
5/5

Canapés

Utilizar el pan duro a modo de canapé es otra las opciones que pueden permitirte alargar en el tiempo una barra de pan. Elabora tu mismo tus propios tentempiés. Puedes untarles alguna crema de queso, paté o hummus y acompañarla con trocitos de aguacate, salmón, aceite de oliva, tomates cherry, rúcula y los ingredientes que más te gusten.