La ensalada no es todo lechuga. Desde hace tiempo la cocina moderna está introduciendo nuevas verduras para renovar la oferta de platos antipasti sanos y sin recurrir siempre a la típica ensalada o pizza cuatro estaciones. Estas cinco verduras de hoja verde aportan un sabor distinto apto para aquellos de paladar atrevido, pero, por encima de todo, mucha salud.

- Pamplina o regajo: las hojas de esta verdura se utilizan crudas en las ensaladas, ya que son suaves y delicadas con sabor herbáceo. Cocidas adquieren un sabor que recuerda al de las espinacas, con un toque final de nuez y té. También las flores y el tallo tienen un sabor que recuerda al de la nuez, pero un poco amargo. El regajo aporta calcio, hierro, zinc, potasio, tiamina y vitamina C.

- Hoja de Yute: según algunos historiadores Cleopatra incluía las hojas de Yute en su dieta como parte de su tratamiento de belleza y antiarrugas. Eso se debe al mucílago que contienen sus hojas, un agente desintoxicante y una rica fuente de fibra. Son de sabor amargo y textura resbaladiza, pero aporta numerosos nutrientes, como vitaminas A, B6, C, calcio, cobre, ácido fólico, hierro, magnesio, potasio, tiamina y zinc.

- Komatsuna: también conocida como la espinaca japonesa, se utiliza para cocinar sopas y ensaladas. Su sabor recuerda al de la mostaza y divaga entre fuerte, amargo y dulce. Los tallos del Komatsuna son sabrosos. Es una rica fuente de vitaminas A, B6, C, calcio, cobre, potasio y especialmente rica en fibra.

- El verde de las zanahorias: de este vegetal naranja muchas veces se olvida que su parte verde también es muy saludable. Tanto las hojas como el tajo tienen un perfil similar al aporte nutricional de las raíces, lo que significa que proporcionan vitaminas A, B6, C, ácido fólico, magnesio, potasio y tiamina. Las hojas son amargas y ásperas, y el tallo tiene un sabor similar al del apio.

- Houttuynia: aunque sus hojas son de aspecto atractivo, el aroma y el sabor son todo lo contrario. Tal es así que se ha ganado el sobrenombre de 'fishwort' por su sabor a pescado crudo con toques de mar y destellos de metal. Su variedad china tiene acentos cítricos mientras que la japonesa se acerca al cilantro. Aún así es muy saludable por su alto contenido en vitaminas A, C, fósforo, magnesio y fibra. Además, se considera una hierba medicinal ya que es diurética y laxante y se utiliza como antimicrobiano.