Un aspecto radiante y sutil que derrocha naturalidad. Aunque en los últimos años ha recibido muchos nombres, el ‘no make-up make-up’ (maquillaje sin maquillaje) o maquillaje estilo nude ha llegado para quedarse. Modelos como Irina Shayk, Doutzen Kroes y Bar Refaeli ya han apostado por este look beauty que busca conseguir un aspecto radiante y luminoso y, lo más importante, sin que se note que llevas maquillaje. Y sí, es posible.

¿Su éxito? La clave del estilo nude se basa en ocultar las pequeñas imperfecciones y resaltar los puntos de luz naturales. Una alternativa idónea para los días en los que el calor o la humedad pueden hacer peligrar cualquier maquillaje. En un momento en el que la naturalidad está presente en muchas personas, este maquillaje minimalista triunfa por conseguir un look fresco y juvenil. Sin excesos. Se trata de detectar tus puntos fuertes, iluminarlos, darles color y sobre todo, cuidar mucho tu piel. Ya no se necesitan capas de maquillaje, sino una buena hidratación diaria, además de una dieta equilibrada y el tiempo suficiente como para maquillarte de manera sutil.

Y, ¿que no deberíamos perder de vista si queremos conseguir un maquillaje nude? Una de las claves para conseguir una piel tersa y saludable es la hidratación. También debes cuidar tu dieta y el tipo de alimentos que consumes y su cantidad ya que esto puede afectar directamente en tu piel. No olvides utilizar cremas especializadas dependiendo del tipo de piel que tengas. Para tener una piel perfectamente hidratada es importante el uso de cremas naturales que preparen la superficie cutánea, esa sobre la que más tarde colocaras un maquillaje sencillo. El corrector, los coloretes o el gloss labial son otros de los trucos que te ayudarán a reforzar la naturalidad de tu piel. Sin un exceso de trucos, simplemente con la sutileza de un maquillaje hecho para lucir a plena luz del día.

Hidrátate
1/6

Hidrátate

Un maquillaje nude no podría ser posible sin una piel cuidada. Para ello necesitarás hidratarte lo máximo posible. La hidratación es una de las claves para conseguir una piel tersa y saludable.

 

Mantén una dieta equilibrada
2/6

Mantén una dieta equilibrada

La dieta también influye en la piel. De hecho, debemos poner atención en los alimentos con propiedades que benefician nuestra piel. Un ejemplo de ello serían los ricos en vitamina C, especialmente los cítricos y los frutos rojos, que además poseen propiedades antioxidantes. También es importante mantener los niveles de vitamina A, que podemos encontrar en frutas y verduras con colores anaranjados; así como de vitamina E y licopeno.

Ponte colorete y realza tus pómulos
3/6

Ponte colorete y realza tus pómulos

Un poco de color en los pómulos siempre favorece y el maquillaje estilo nude no iba a ser menos. Puedes empezar por los tonos melocotón aplicados en la parte superior del pómulo. Al ser más neutros y cálidos favorecen esa sensación de naturalidad y sutileza.

Utiliza corrector e ilumina tu mirada
4/6

Utiliza corrector e ilumina tu mirada

El aliado perfecto de un maquillaje nude es el corrector que nos ayuda a dotar la piel de un aspecto uniforme de manera muy sutil. Con el corrector podremos cubrir arrugas, suavizar orejas y corregir esas pequeñas imperfecciones como puntos negros o manchas. Lo más importante es que escojas un corrector que se adecúe a tu tonalidad de piel para alcanzar al máximo la idea de lo natural.

 

Gloss labial para remarcar las líneas
5/6

Gloss labial para remarcar las líneas

Los labios no pasan desapercibidos en este estilo de maquillaje. Se recomienda no maquillarlos y apostar por un gloss labial en un tono neutro o un poco más oscuro que el de tu piel para crear contraste y conseguir un look saludable.

Apuesta por una sombra de ojos natural
6/6

Apuesta por una sombra de ojos natural

Olvídate de los colores fantasía y llamativos. En el maquillaje nude las sombras de ojo deberán ser lo más discretas posibles. Prueba con una paleta de marrones, rosas, ocres o incluso nacarados. La máscara y el lápiz de ojos también son bienvenidos, pero siempre sutiles y de trazo delicado.