Es normal sentirse estancado a nivel profesional de vez en cuando, y especialmente en la situación en la que nos encontramos actualmente. Pero lamentarse sirve de poco y, si nos encontramos sin trabajo, repetirse constantemente las preguntas “¿Cómo ha podido pasarme esto a mí?" o “No lo puedo controlar” no nos permitirá movernos de esa idea. Estar parado no significa estar inmóvil, y siempre se puede avanzar. Si queremos hacerlo debemos afrontar el momento y darnos la oportunidad a nosotros mismos de cambiar los pensamientos negativos que viven en nuestra cabeza.

¿Cómo podemos hacerlo?

Gonzalo J. Sánchez, coach en Emotium, apuesta por tomar la nota musical “RE” como base a la composición de una nueva vida a partir de cinco claves:

Respirar
1/5

Respirar

Encontrarnos en una situación difícil puede provocar ansiedad, insomnio o miedos. Todo ello, a su vez, puede crear una atmósfera negativa cuando pensamos en nuestro futuro, haciendo muy difícil poder desconectar. En un solo día se tienen más de 60.000 pensamientos, y el 80% son negativos, a menudo relacionados con cosas del pasado que ya no podemos cambiar. Por eso es imprescindible parar y respirar: hacer ejercicios de respiración o hacer más actividad física para aumentar el flujo sanguíneo en el cerebro, lo que nos ayudará a gestionar nuestros estados emocionales.

Reivindicarse
2/5

Reivindicarse

Para estar mejor hay que empezar por creer que nos lo merecemos. Tenemos el derecho a salir adelante y a estar en paz. Para hacerlo tenemos que hablarnos bien a nosotros mismos, cuidarnos y mimarnos, y solo así conseguiremos reivindicarnos y reclamar nuestro propio lugar.

 

Reciclarse
3/5

Reciclarse

Hay que aprovechar todo lo que hemos adquirido anteriormente, la madurez que nos han aportado las distintas experiencias que hemos vivido a lo largo de nuestra vida, y aprender de ello. De todo se aprende, y las lecciones que nos da la vida siempre pueden reciclarse.

Reinventarse
4/5

Reinventarse

Si decíamos que es importante reciclarse y recordar lo que hemos aprendido en experiencias previas, también es imprescindible lanzarse a descubrir nuevos caminos. Retomar acciones que se dejaron pasar por excusas o probar nuevas actividades, sabiendo que podemos fallar o podemos descubrir algo que nos encanta, también nos proporcionará experiencia vital y nuevas herramientas que nos permitirán conocernos mejor. La conferenciante y experta en marketing Txell Costa coincide: “Mira dentro de ti para ver qué te gusta, qué te hace vibrar y qué te llena”.

Resistir
5/5

Resistir

Y para descubrir nuevos caminos que nos hacen felices y que nos aportarán experiencia vital, hay que ser capaces de plantar cara a la adversidad. Aprender de los errores, perseverar y continuar buscando hasta encontrar el camino propio.