La modalidad del DIY (Do It Your Self) no deja de sorprendernos. Miles de recetas e ideas para poner en práctica con tus propias manos. También en el ámbito de la belleza y el cuidado de tu cabello encontrarás opciones. Y es que, ¿no has pensando alguna vez en utilizar una alternativa a los champús químicos? ¿Y si fueras tú misma la que los hicieras?

Son muchas las personas que ya se han sumado a la moda de hacer champú casero. Tanto por los beneficios que aporta para la salud de tu cabello como una manera de evitar los químicos de los champús comerciales. Con esta modalidad casera de champú evitarás aquellos llenos de sustancias nocivas como la glicerina, los sulfatos, los colorantes y otros químicos que a la larga pueden dañar tu cabello. Una opción que también se puede complementar con la de los champús sólidos, 100 % ecológicos y naturales, que ya comercializan muchas marcas y establecimientos.

Más allá de estas, existen también otras alternativas a lo comercial. Se trata de crear tus propios champús utilizando productos naturales como el aloe vera, el bicarbonato, el aceite ecológico de almendras o el romero. Si te animas a probarlos, seguro que tu cuero cabelludo agradece que uses un champú natural. Además de hacerle un favor al medio ambiente, eliminando en tu día a día esos químicos perjudiciales que llevan los champús comerciales y de tener que desechar los envases plásticos en los que se comercializan.

Si a todo esto le añadimos que eres tú misma la que los creas y personalizas a tu gusto, las ventajas se multiplican. Prueba, experimenta, observa qué es mejor para tu cabello. Porque tener un pelo sano, brillante y fuerte es mucho más sencillo de lo que creemos.

A continuación, te mostramos varias recetas para que crees tu propio champú casero con productos 100% naturales y ecológicos:

 

Receta básica para hacer champú casero

Antes de empezar a elaborarlo, debes saber que este tipo de champú no hará tanta espuma como el champú convencional y que probablemente será un poco más líquido. Ahora, ponte a ello. Para su elaboración necesitarás:

  • 300 ml de agua (preferentemente de manantial, filtrada o mineral)
  • 2 cucharadas de hierbas secas 
  • 5 cucharadas de jabón neutro rallado (aquí tienes la receta, simplemente no eches el aceite de árbol de té)
  • 1 cucharada de aceite (el aceite de coco queda muy bien en esta receta) y máximo 20 gotas de aceite esencial indicado en cada receta.

Elaboración:

  1. Pon a hervir el agua y cuando hierva retira del fuego y echa las hiervas, tapa durante 20 minutos.
  2. Filtra y añade el jabón rallado.
  3. Mezcla todo bien y si quieres añadir aceite y/o aceite esencial es el momento de hacerlo.
  4. Guarda en un bote opaco y asegúrate de que lo agitas bien antes de usarlo.

Este champú DIY puede durar en buenas condiciones hasta un mes. Deberás guardarlo alejado de las fuentes de calor.

 

Champú casero

 

Champú de sándalo

Este es un champú líquido más específico, basado en la fuerza del árbol del sándalo, na especie botánica originaria de la India y otras partes de Asia. Para realizarlos necesitarás:

  • 25 gramos de flores secas de manzanilla,
  • 25 gramos de raíz de saponaria picada
  • 250 ml de agua caliente y 20 gotas de aceite natural de sándalo.

Elaboración:

Coloca las flores y la raíz en un recipiente y vierte agua caliente. Luego remueve y déjalo toda la noche reposar. Al día siguiente solo tendrás que colarlo, aplicarle aceite de sándalo y ¡listo! 

 

Champú de papaya y aloe vera

Para realizar este champús tendrás que pelar una papaya grande y córtala en rodajas. Luego pásala por la batidora. Añádele una cucharada de sabia de aloe vera, media taza de champú para niños, media cucharada de aceite de oliva y una cucharada de zumo de limón. Ideal para lavar tu cabello con continuidad.

 

Champú de aloe vera

 

Champú casero con bicarbonato

Esta es otra de las variedades más conocidas para crear champú natural. Su ingrediente base es el bicarbonato de sódico. Para elaborarlo necesitarás:

  • 2 cucharadas de bicarbonato sódico
  • 1 cucharada de lavanda fresca
  • 2 tazas grandes de agua
  • 2 cucharadas de saponaria en polvo

Elaboración:

  1. En un cazo, pon a hervir el agua y cuando esté hirviendo añade la saponaria. Remueve bien hasta que quede integrada.
  2. Sin dejar de remover, añade a la vez el bicarbonato de sodio y la lavanda.
  3. Deja hervir durante 15 minutos a fuego lento.
  4. Por último, retira la mezcla del fuego, cuélala con un colador fino y deja que se enfríe. Coloca el tarro o bote abierto en un lugar fresco y seco para que se enfríe, ya que no podrás utilizarlo hasta después de 12 horas de reposo. 

¿Sabías qué el bicarbonato es perfecto para limpiar en profundidad el cuero cabelludo? Además, este champú tiene un efecto anticaída, ya que estimula la circulación del cuero cabelludo.

 

Champú de lavanda

Este champú es ideal para los cabellos rubios. Tan solo necesitarás el zumo de dos limones, dos cucharadas de agua de lavanda y dos huevos. Mezcla todos los ingredientes y aplica en todo el cabello con suaves masajes. Aclara y repite, y deja actuar unos 15 minutos. Después enjuaga bien y ponte acondicionador.