La periodista Katherine Ellison, ganadora de un premio Pullitzer, descubre cómo cambiamos nosotras en su obra El cerebro de mamá. Cómo la maternidad nos hace más inteligentes:
  • Nuestro cerebro se encoge,  por lo que las conexiones neuronales aumentan, especialmente aquellas vinculadas a las emociones.
  • Los sentidos se agudizan: somos capaces de oír el llano de nuestro bebé entre otros. En el parto la prolactina también activa nuestro olfato.
  • También mejoramos en el 'multitasking': es necesario priorizar y organizarse ante el gran volumen de tareas.
  • Más valientes: el instinto maternal nos hace más valientes; a nivel hormonal esto se debe a la prolactina, sobre todo durante la lactancia. 

Las mujeres seguras de sí mismas no nacen, se hacen. Descubre aquí si eres una de ellas.