Un infarto avisa con dolores en el pecho similares en hombres y mujeres. "Es un mito que a los hombres les duela más que a las mujeres y también lo es que la zona donde se produzca el dolor sea distinta", afirma la Dra. Almudena Castro, presidenta de la Sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología.

El dolor es subjetivo y depende de cada persona, los hay relativamente sigilosos pero el 80% de la población presenta alguno de los síntomas típicos: dolor en el pecho, opresión en el centro o lateral izquierdo del tórax, sensación de náuseas o ahogo, dolor en los brazos y mareos durante al menos un par de minutos que se irradia a un brazo o ambos.

En ocasiones, los síntomas son menos concretos y se asemejan a un corte de digestión o bien a un dolor en la mandíbula... En todo caso, "ante cualquier síntoma raro y nuevo, lo mejor es consultar", recomienda el Dr. Leandro Plaza, presidente de la Fundación Española del Corazón, "sobre todo cuando estos síntomas aparecen tras un esfuerzo, después de un cambio de temperatura extrema o justo después de una comilona".

cambio de temperatura extrema o justo después de una comilona". La misma probabilidad de sufrir estos síntomas la presentan mujeres y hombres. En España fallecen cada año 12.000 mujeres más que hombres por enfermedades cardiovasculares, aún así "si en Google buscas el término 'infarto' todas las imágenes que aparecen son hombres con la mano en el pecho. Hemos de cambiar esta percepción errónea", reivindica la Dra. Castro.

Los hábitos de vida son más eficaces que cualquier pastilla. Dejar de fumar, hacer ejercicio moderado a diario y una dieta mediterránea son el mejor pasaporte para la salud cardiovascular plena.

En la revista Objetivo Bienestar, este mes encontrarás un especial Código Infarto focalizado en las mujeres.