Tanto si eres de las que baja al supermercado a diario como excusa para salir de casa en este momento #COVID-19, como si eres de las que se ha encerrado hasta nuevo aviso, aquí tienes una serie de consejos que te servirán para tener una casa limpia, renovada y, sobre todo, libre de virus. Porque para evitar propagar un virus -cualquiera que sea- es importante limpiar con frecuencia algunos detalles de casa que solemos tocar a menudo y que muchas veces no recordamos (porque todos tenemos zonas de casa que deberíamos limpiar más a menudo).

No vamos a insistir en el Coronavirus y en lo importante que es tener las manos limpias, quitarte los zapatos al llegar a casa (acumulan muchos gérmenes) o en que abras las ventanas por la mañana y ventiles el dormitorio... Este artículo te dará los mejores consejos e ideas para aprovechar el confinamiento y desinfectar, limpiar y ordenar todo aquello que hace tanto tiempo que dices que harás. Toma nota, porque, si es momento de desinfectar, ¡desinfectaremos!

¿Por dónde empiezo? Sabemos que el caos reina en muchas casas estos días. Empecemos por lo más importante: hazte con una solución desinfectante casera, o si lo prefieres, usa tu limpiahogar habitual. Llena un pulverizador con la mezcla, ponte los guantes y coge un paño. ¿Listos?

 

Tips para crear tu desinfectante casero 

  • Agua + Alcohol 70º (puedes añadir unas gotas de zumo de limón, ya que es desinfectante y mejorará el olor). Medidas aproximadas: unos 150 ml. de alcohol y otros 350 ml. de agua
  • Agua + Vinagre de vino blanco (¡devuelve el brillo y desinfecta a la vez gracias al vinagre!)
  • Bicarbonato + agua tibia (unas 2 cucaradas de bicarbonato para una solución de unos 300 ml. de agua)

¡Ah! Y también es un muy buen momento para aplicar métodos para llevar un ritmo de vida más saludable y relajado con el método Kaizen o el Feng Shui y probar sus grandes resultados en casa…

El armario
1/10

El armario

Sí, amiga, métele mano a esas cajas, bolsas, baldas, cajones o lo que sea que tengas en el fondo del armario y saca la Marie Kondo que llevas dentro. Aprovecha el confinamiento para deshacerte de las prendas que ya no te pones, para lavar lo que guardas para el año que viene, y recuerda, para eliminar el virus es preferible lavar a 40º (o más) siempre y cuando la prenda lo permita. 

Grifos
2/10

Grifos

Lo mismo que ocurre con los pomos… Tocamos los grifos una gran cantidad de veces al día. Nuestras manos, sobre todo si vienen de la calle, acumulan millones de bacterias y, para evitar propagar cualquier virus que pueda haberse metido en tu casa, limpia bien los grifos del lavamanos, de la cocina, de la ducha... 

juguetes
3/10

juguetes

Supongo que te habrás cansado de oír que los niños son grandes portadores del virus, ¿no? Y, sobre todo en época de gateo, están constantemente en el suelo en contacto con pelusas, suciedades de las suelas del zapato, y un largo etcétera invisible pero existente… Aprovecha la cuarentena para desinfectar uno a uno los juguetes de tus pequeños con la solución casera que has preparado, repasa con el paño y listos para jugar de nuevo. Ah, ¿y los peluches? ¡A la lavadora!

Lavadora
4/10

Lavadora

¿La lavadora? Sí, ella misma. Es un lugar que acumula, lavado tras lavado, gran cantidad de gérmenes, de restos de suciedad y humedades varias. Y si no sabes cómo, aquí tienes el paso a paso para limpiar tu lavadora.

La nevera y los armarios de cocina
5/10

La nevera y los armarios de cocina

Ahora sí, es importante que saques el desinfectante y no lo sueltes hasta que termines. Tanto los restos de comida (migajas de pan, de galletas, cereales, gotas de mermelada, miel, marcas de aceite, ¡lo que sea! Seguro, se-gu-ro, que tu armario, por muy limpia y ordenada que seas, tiene algún resto de comida. La cocina, junto al baño, es uno de los mayores focos de suciedad de una casa.

El móvil, teclados, pantallas...
6/10

El móvil, teclados, pantallas...

Porque lo llevamos en el bolso, en el bolsillo, lo dejamos encima de cualquier mesa o superficie, se nos cae al suelo, es nuestro compañero de lectura cuando estamos en el baño, y un largo etcétera. ¿Cómo limpiarlo? Con un paño humedecido con agua (no indicamos usar alcohol, aunque es opcional) y lo pasas, sobre todo, por los botones y la pantalla. Si quieres asegurarte de desinfectar, opta por unas gotas de vinagre mezcladas con el agua.

Pomos
7/10

Pomos

En estos días de confinamiento se alerta mucho sobre los botones del ascensor, de la puerta del portal o de la calle... Pero, ojo, los pomos se tocan para abrir y cerrar todas las puertas y, como ya hemos dicho, las manos concentran ¡millones de bacterias! Pásales el paño con desinfectante cada vez que te acuerdes. 

Ropa de cama y textiles de la casa
8/10

Ropa de cama y textiles de la casa

Los textiles acumulan muchos gérmenes y es importantísimo lavar con frecuencia las fundas de las almohadas que tanto olvidamos… Así como la ropa de cama, la manta con la que te cubres los pies en invierno, el mantel de la mesa (aunque sea solo decorativo, acumula polvo, y el polvo tiene gérmenes).

Toallas
9/10

Toallas

No basta con tenderlas cada vez que salgas de la ducha. Por mucho que tengas la sensación de que así se airean y secan sin humedad, cuidado, porque las toallas  acumulan muchas bacterias y moho que no solo pueden provocar el mal olor en ellas, sino también problemas en la piel. Hay que lavarlas, como mínimo, a 40 grados para eliminar las bacterias, y a 60º si quieres deshacerte de todos los gérmenes por completo.

No olvides limpiar las superficies
10/10

No olvides limpiar las superficies

Sobre todo si tienes niños, acuérdate de aspirar y fregar el suelo con solución desinfectante. Si puedes a diario, mucho mejor.