Confinarse sonaba lejos. Como a película de ciencia ficción. En ella siempre aparece algún animal que, o bien actúa de guía, o se convierte en fiel compañero del protagonista. En el caso de 'Soy leyenda', es junto a la perra Sam con quien Robert Neville (Will Smith) afronta la ardua tarea de ser el único sobreviviente de una plaga. Con ambos transcurre la historia de una ciudad asolada. Por suerte, en sus paseos solitarios a través de Nueva York, el protagonista cuenta con la compañía de este pastor alemán. Pero, más allá de la pantalla, cabe preguntarse: ¿cómo habríamos sobrevivido al confinamiento sin la compañía de los animales?

De hecho, las imágenes de gatos o perros han aparecido de forma masiva en las redes sociales durante la cuarentena. Muy por encima del universo cuqui que de normal presiden. Y es que, si algo dejó el Covid-19 en nuestras vidas fue el tiempo. Tiempo que los animales recibieron con gratitud. Porque 24 horas en casa, ¿cómo no iba a ser esto un acierto para los animales? Hubo quien contaba las horas del día para bajar a pasear a su perro con la intención de coger algo de aire. Aún así, por lo que respecta al tiempo en casa, una investigación de la Fundación Acavall revela que el 98 % de las personas que vivieron el confinamiento junto a sus animales afirmaron que su compañía les hizo sentirse felices.

El estudio ha investigado el impacto de vivir con animales durante el confinamiento, en la que el 69 % de los participantes afirmaron haber compartido el confinamiento con los animales con los que convive, principalmente perros y gatos; de ellos, el 95% de ellos señalaron que el afecto que sienten hacia sus animales les ayuda a estar saludables y el 98% que sus animales les hacen sentirse felices. Lo que demuestra que, ante la pregunta de qué ha significado para ellos compartir con sus animales el confinamiento, las palabras más frecuentes han sido: compañía, felicidad, cariño, ayuda, poder pasar más tiempo con ellos, tranquilidad, alegría y que han supuesto un alivio en el confinamiento, aumentado su bienestar.

Una investigación acerca del impacto de vivir con animales durante el confinamiento

“Aunque son muchas las evidencias existentes de los beneficios de la interacción humano-animal, estos primeros análisis de la investigación aún son preliminares, y esperamos llegar a más conclusiones que permitan comprender mejor cuál ha sido el papel que la compañía de los animales ha tenido en la sociedad española durante el confinamiento”, indicó Nazaret Hernández, una de las investigadoras.

Lo que revela esta investigación hecha en España es, una vez más, el apoyo mutuo que existe entre los animales y las personas. Una relación afectuosa que incluso retrata el mundo cinematográfico y que implica una red de cuidados entre ambas partes. Algo que sobrevive durante y tras él confinamiento.