Lo mejor de ti.

Mi capacidad de adaptación y mi sentido de la justicia… Y que soy fuerte, tenaz, fiel, luchadora y divertida.

Lo que menos te gusta.

Mi fuerte temperamento… Y a veces me paso de exigente. Físicamente no hay nada que me disguste, me siento bien en el cuerpo que me ha tocado.

Tu prenda fetiche.

Los zapatos de tacón alto.

Tu mantra.

La felicidad puede estar aquí y ahora. Solo tienes que proponértelo.

El lugar en el mundo en que tú eres más tú.

En Madrid y en Nueva York.

Un olor.

El de un bebé.

Un sabor.

Todo sabe mejor en buena compañía.

Si tuvieras unas horas de anonimato, ¿qué harías?

Nada especial. No hay nada que deje de hacer por ser quien soy. Siempre hay maneras de hacerlo.

Lo mejor del amor pasados los años y los hijos es…

Que siempre está ahí, iluminando mi vida.

¿Qué es lo que más hay que trabajar para ser parte de una pareja estable?

La complicidad y el misterio.

Tu lectura.

Rayuela de Julio Cortázar.

Tu película.

Un tranvía llamado deseo y Con faldas y a lo loco. Aunque hay muchas más que jamás me cansaré de ver.

La canción que pones en los auriculares.

Same mistake de James Blunt.

Tu próximo destino.

Bali.

Tu motor.

Mis hijos.

Nunca sales de casa sin…

Protector solar.

¿Cómo duermes?

Acompañada.

Tu ritual de la suerte.

No practico ningún ritual.

Los mejores placeres compartidos.

La mesa, un viaje en coche, una copa de vino, una pista de baile, la cama… responsabilidad.

¿Y tu punto débil?

No te lo quiero decir.

¿Ha cambiado tu relación con tu cuerpo tras tres embarazos?

Ha ido a mejor pero no por los embarazos. Creo que uno empieza a aceptarse y a amarse más conforme va cumpliendo años.

¿Cuál es tu rutina diaria de belleza?

La verdad es que no necesito mucho: me protejo siempre del sol, me hidrato por dentro y por fuera, duermo un mínimo de ocho horas… Y como un aguacate al día. Es buenísimo

¿Cómo cuidas tu pelo?

Es fácil, porque tengo un cabello muy abundante y manejable. Me permite hacer todos los cambios que me apetecen. Y cambiar me gusta.

¿Cuáles son tus deportes?

El yoga, la natación y el rock climbing... Pero me gustaría poder practicarlos con mayor frecuencia. También hice mucho pilates después de tener a mis hijos.

Un placer a solas.

Me encanta la lectura. Y un buen masaje… Me acaban de dar uno de dos horas y he salido como nueva.