Todo familia pasa por el momento de decidir qué hacer con sus padres y sus madres una vez atraviesan la tercera edad. Unos apuestan por las residencias o los centros de día, mientras que otros prefieren estar cerca de sus seres queridos y tenerlos en casa. Pero no todo son facilidades. En ocasiones las residencias mantienen tarifas muy elevadas o en el caso de la convivencia, esta no siempre resulta perfecta e ideal para todos, ya que al final los espacios de las casas en ocasiones son limitados.

Sin embargo, existe una alternativa que equilibra ambas posturas. ¿Habías oído hablar de los granny pods? Se trata de pequeñas casas independientes en tu propio hogar que te permiten alojar a tus parientes. Pues, este tipo de casa prefabricada ya es tendencia en la decoración de muchos hogares y, no solo por su estética, sino por su gran funcionalidad. Y es que, reciben este nombre por su objetivo: un pequeño hogar independiente que permite a los abuelos permanecer cerca de sus seres queridos, al tiempo que ofrecen algo de privacidad.

En ocasiones es difícil para las personas mayores renunciar a su independencia y entrar, por ejemplo, en casa de sus hijos. Los granny pods son la solución perfecta ya que todavía tienen un espacio propio y la familia se siente tranquila al saber que están a solo unos pasos de distancia por si necesitan ayuda o para compartir cualquier momento especial.

 

¿Qué es un Granny Pod?

El granny pod es una unidad de vivienda accesoria, o ADU, y son independientes de la casa principal, aunque se encuentran en los mismos terrenos. Los más conocidos son los MEDCottages, alternativas prefabricadas de hogares de ancianos.

Estas pequeñas casas, la mayoría de las cuales tienen aspecto de cabaña, cumplen con las pautas de accesibilidad de la ADA (Adultos Mayores Demandan Acción) y suelen estar equipadas con equipos médicos. Aunque suelen ser del tamaño de un estudio y están diseñadas para una persona, existen de diferentes tamaños para permitir que incluso viva una pareja. Así, de tamaño tipo estudio, incluyen un dormitorio, baño, cocina y sala de estar. También cuentan con barras de agarre y barandas en todo el piso, tablones de piso iluminados para evitar tropiezos y una ducha ADA.

Generalmente los granny pods comparten alcantarillado, agua y electricidad con la casa principal. Lo cual les permite independencia de la casa principal y cierto acceso independiente al agua corriente o la electricidad. Al fin y al cabo, cada persona podrá adaptar estas residencias de alta tecnología a las necesidades de las personas mayores. Te contamos ahora algunas de las ventajas de tener un granny pod en tu propiedad. Una manera de mantener cerca a los más mayores y poder ayudarles a través de un diseño moderno que, en forma de cabaña, mantendrá el bienestar de tus parientes.

Proximidad y cariño
1/5

Proximidad y cariño

Lo más destacable del granny pod es la proximidad con la familia. En cualquier momento puedes visitar a los más mayores sin necesidad de desplazarte de tu terreno. Esto no solo garantiza la seguridad de los miembros de la familia, sino que facilita el mantenimiento de las relaciones, el cuidado y el cariño mutuo.

Independencia y bienestar
2/5

Independencia y bienestar

Un granny pod independiente de la casa general ayuda a los padres mayores a disfrutar de su independencia y privacidad, sin la necesidad de estar viviendo en el mismo espacio que sus hijos. Una manera de que los más mayores se sientan dueños de su propia libertad. Algo que lo diferencia de las residencias o centros de día donde, en ocasiones, se sienten extraños y fuera de lugar.

Imagen extraída de Pinterest.

Seguridad y comodidad
3/5

Seguridad y comodidad

Esta pequeña casa también puede contar con los equipos médicos y de ayuda que las personas mayores necesiten. Como por ejemplo, barras de agarre y barandas en todo el piso y una variedad de dispositivos médicos, para una mayor comodidad y seguridad.

Imagen extraída de FamilyHandyman.

Créala según las necesidades
4/5

Créala según las necesidades

Cada persona tendrá sus propias necesidades y sugerencias. Así, lo mejor de estas pequeñas casas es que pueden construirse desde cero o fabricarse fuera del sitio y colocarse donde sea necesario. Compara los precios de construcción en el sitio con la compra prefabricada y decide qué es mejor en cada caso.

Imagen extraída de Pinterest.

Incluye un jardín
5/5

Incluye un jardín

Hacer un pequeño jardín cerca de esta casa independiente no solo crea un espacio más dinámico y natural, sino que permite que tu ser querido disfrute de un bonito jardín y pueda distraerse cuidándolo.

Imagen extraída de Pinterest