¿Tienes un objetivo y no sabes por dónde cogerlo? Necesitas un plan de acción que te ayude a conseguir lo que te has propuesto. Pero no todos los planes de acción funcionan. Te enseñamos la forma de hacer un plan realista y coherente con tus metas, para empezar hoy mismo.

Si no has alcanzado tus metas, no puedes continuar actuando como hasta ahora, debes hacer cosas distintas. Cualquier coach te dirá que los resultados dependen directamente de tus acciones, y es una verdad como un templo. Pero para actuar, es mejor seguir un plan elaborado previamente, pues la improvisación no es muy útil a la hora de cumplir objetivos. Sería como dejarlo todo en manos de la suerte.

Es posible que hayas intentado con anterioridad hacer un plan de acción y te hayas encontrado con una lista innumerable de acciones a realizar. Esto puede agobiarte y paralizarte, pero hay una manera de hacer un plan de acción que te llevará a dar cada paso y realizar cada acción en su momento, sin dificultad. Es el plan de acción que mejores resultados da, pues está elaborado hacia atrás, en lugar de hacia delante, lo que coloca tu mente y tus emociones en la posición de haberlo conseguido, antes incluso de haber empezado a elaborarlo. Y así resulta mucho más sencillo.

Pasos para realizar tu plan de acción 

Define y concreta

Escribe en un folio tu objetivo, tu meta, o tu sueño, imaginando que ya lo has alcanzado. Es decir, no escribas cosas como… "Quiero conseguir un empleo nuevo". Sino… "Tengo un empleo nuevo". Como si echaras una mirada atrás en el tiempo y te vieras a ti misma antes de lograr tu objetivo.

Mira hacia atrás

¿Qué hiciste inmediatamente antes de haberlo conseguido? Al principio puede resultarte chocante esta manera de intentar ver las cosas, pero una vez que lo consigues la primera vez, es facilísimo. Piensa en lo que estabas haciendo antes de conseguirlo. Si seguimos con el ejemplo del nuevo empleo, quizá te estaban haciendo la entrevista, antes de contratarte.

Sigue mirando hacia atrás

¿Qué acción realizaste? ¿Cuál fue la última cosa que hiciste anterior a la entrevista? Escribe la acción inmediatamente anterior a ésta y así sucesivamente con todas las acciones, hasta sentir que has escrito todo lo que hiciste o tuviste que hacer antes de alcanzar tu objetivo.

Mira tus propias acciones

Enumera las acciones escritas del uno al diez y luego, dale la vuelta a los números. Es decir, la que era la acción número 1 al hacer el plan, será la número 10 al acabarlo. Así tendrás tu plan de acción perfectamente ordenado y sabrás qué paso debes dar en cada momento. Y no solo eso, estarás provocando un choque en tu pensamiento al enseñarle a manejarse de otra forma. ¡Ni te imaginas todo lo positivo que provoca esta forma diferente de pensar!

Actúa

No sirve de nada si tienes todos los pasos pero no das ninguno. Empieza por el primero, es el más lejano a tu objetivo, pero es el más importante. Camina y da tus pasos desde el primero, verás como el siguiente es mucho más sencillo, y cuanto más te vas acercando a tu meta, más fácil te resultará. ¡Adelante!

¿Quieres un ejemplo?

A continuación tienes otro breve ejemplo de un plan de acción al revés, para que tengas más clara la idea y puedas empezar hoy mismo a realizar el tuyo. Si necesitas más acciones, escribe más pasos. No importa el número, lo único importante es que este plan te llevará hacia el éxito indudablemente.

  1. He viajado a Egipto.
  2. He reservado un billete de avión y una habitación de hotel.
  3. He elegido y reservado un viaje en una agencia.
  4. He consultado un folleto de la agencia de viajes.
  5. He ido a una agencia a buscar un folleto.