Cómo crear tu propia crema de labios con manteca de karité

La manteca de karité es un producto natural elaborado a base de las nueces que produce este árbol africano, que destaca por sus increíbles propiedades hidratantes, perfectas para el cuidado de nuestra piel y cabello.

Cómo crear tu propia crema de labios con manteca de karité
Cómo crear tu propia crema de labios con manteca de karité
Anna Martínez

Periodista

La manteca de karité es uno de los ingredientes más preciados en el mundo de la cosmética natural. Se trata de un producto elaborado de manera artesanal que tiene como base las nueces que produce el árbol del karité (Vitellaria paradoxa), y que se distingue por tener un poder hidratante extraordinario.

Según la tradición africana, solo las mujeres pueden recolectar los frutos de este árbol que se secarán al sol, para después ser machacados en morteros de madera hasta conseguir una harina que se hervirá siguiendo una receta secreta. El resultado es una especie de mantequilla con propiedades excepcionales para el cuidado de nuestra piel y nuestro pelo, que podemos utilizar como grandísima alternativa a muchos productos cosméticos.  

De hecho, se dice que la manteca de karité es el gran secreto de la maravillosa piel que lucen las mujeres africanas, a pesar de que muchas cuentan con condiciones de vida muy duras.

El misterio de sus asombrosos efectos hidratantes reside en sus increíbles nutrientes: es muy rica en fitoesteroles, vitaminas A, D, E y F y grasas insaturadas, entre otros. Por consiguiente, cuenta con propiedades cicatrizantes, emolientes, antiinfecciosas, antienvejecimiento, regeneradoras y, por supuesto, muy hidratantes. Lo que la hacen un auténtico tesoro natural para calmar, reparar, regenerar los tejidos y devolver la hidratación, el brillo y la elasticidad a nuestra piel.

Producción de manteca de karité en Burkina Faso
Producción de manteca de karité en Burkina Faso

Usos de la manteca de karité como cosmético

Sus distintas propiedades hacen de este producto un gran comodín para tratar distintas partes de nuestro cuerpo, en distintos momentos de la vida.

Por eso, la podemos utilizar como crema de pañal para los bebés, como crema de pies para pieles agrietadas, para prevenir las estrías en el embarazo, para aliviar la sequedad o grietas en las manos, en los codos o en las rodillas, como bálsamo después del afeitado, para suavizar la nariz irritada durante un resfriado y, como no, como ingrediente estrella en la elaboración de bálsamos labiales, que te ayudará a prevenir y a tratar las grietas tan comunes que suelen aparecer como consecuencia del frío o de la sequedad.

Es importante que te asegures que la crema de karité cumple con los preceptos del comercio justo

En cualquier caso, y tanto si decides comprar una crema de karité 100% pura o bien uno de los muchos productos cosméticos que encontrarás en el mercado elaborados a partir de esta sustancia natural, conviene que te asegures que se trata de una de alta calidad, recogida de manera artesanal y respetando las condiciones laborales de sus recolectoras.

En ese sentido, Maison Karité o L’Occitane son dos marcas de confianza que trabajan con productos de calidad y bajo los estándares del comercio justo. De hecho, Maison Karité cuenta incluso con su propio centro de peluquería y estética en Barcelona especializado en tratamientos ecológicos, el MK Organic Salon.

Manteca de karité
Manteca de karité

Receta casera de bálsamo labial de karité

Como decíamos, puedes comprar productos que ya estén elaborados con este ingrediente o bien comprarlo directamente para elaborar tu cosmética natural, ecológica y vegana desde tu propia casa y con tus propias manos.

De esta forma, además de ahorrarte dinero, tendrás total garantía de que no añades agentes tóxicos como componentes para alargar la vida del cosmético o para cambiar su textura u olor.

Para elaborar tu bálsamo labial de karité casero, necesitarás:

  • Manteca de karité
  • Cera de abejas
  • Aceite dulce de almendras
  • Una cápsula de vitamina E (un conservante natural muy nutritivo para los labios secos)
  • Opcional: aceite esencial de menta, naranja o el que más nos guste para aportar un punto de sabor. Otra opción puede ser utilizar un poco de miel.
  • Un tarro vacío para guardar el bálsamo

Elaboración:

  1. Derrite en una cazuela la manteca de karité, la cera de abejas y el aceite dulce de almendras
  2. Mezcla los ingredientes y añade la cápsula de vitamina E
  3. Añade una o dos gotas del aceite o de los aceites esenciales seleccionados
  4. Funde todos los ingredientes y rellena el resultado en un frasco vacío
  5. Déjalo enfriar tres horas a temperatura ambiente y disfruta de tu propia crema de labios.
Sobre el autor
Anna Martínez

Periodista especializada en salud y en autocuidado. Ahora escribo para Objetivo Bienestar. 

Nos vamos de shopping

  1. 10 suplementos veganos para mejorar tu salud portada
    shopping icon salud
    10 suplementos veganos para mejorar tu salud
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​  
  2. 8 utensilios top de cocina ligera de verano
    shopping icon nature
    8 utensilios top de cocina ligera
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​
  3. Con cafeína
    shopping icon food
    Qué cafetera se adapta más a ti
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Nos vamos de shopping

  1. Los 10 cepillos que puedes utilizar según tu tipo de cabello
    shopping icon beauty
    Los 10 cepillos que puedes utilizar según tu pelo​​​​​​​
    Comprar​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Lo más leído