Las claves para cuidar de tu piel en plena ola de frío

En estos días de frío extremo, protege tu piel de las bajas temperaturas, el viento y los constantes cambios. Te contamos las claves para que tus manos, tu cara y tu cuerpo estén bien hidratados, lejos de la sequedad y la deshidratación.

Las claves para cuidar de tu piel en plena ola de frío
Las claves para cuidar de tu piel en plena ola de frío
Sara Roqueta

Sara Roqueta

Periodista

La ola de frío extremo que estamos viviendo durante esta semana pasará a la historia como una de las más feroces de los últimos tiempos. El temporal de nieve que ha afectado a varias comunidades y la bajada de temperaturas no solo nos obliga a coger guantes, gorro y bufanda, sino que nos obligar a añadir un plus de protección para nuestra piel contra el frío, y evitar así la sequedad y la deshidratación cutánea. 

Nuestra piel no está exenta de los cambios atmosféricos. Tanto si eres de los que tienen pieles delicadas como si no, a todos nos puede afectar esta bajada de temperaturas de hasta 10 grados bajo cero en algunos puntos de la península si no nos protegemos del frío y del viento. Además, la calefacción y los constantes cambios de temperatura a los que nos sometemos, también influyen en nuestra salud cutánea.

Por eso hoy, queremos traeros las claves para cuidar de la piel en plena ola de frío. O si lo prefieres en medio del invierno, ya que, aunque pase el temporal, seguramente continuarás necesitando protegerte del frío durante unos meses.

Para empezar, debemos saber que el frío produce vasoconstricción en los capilares de nuestra piel, lo que hace que se contraigan y que no llegue suficiente oxígeno a nuestra dermis. ¿El efecto? Directamente en nuestra piel: mucho más seca y apagada.

Una piel seca suele presentar un aspecto más envejecido, opaco y apagado, y se siente poco confortable, sensible, irritable y reactiva. ​

Pero el frío también hace que nuestras células no se renueven a la velocidad que deberían y, como consecuencia, se acumula una capa de células muertas que impiden la nutrición natural de la epidermis produciendo tirantez y pérdida de luminosidad. 

Además, cuando no nos protegemos adecuadamente de las bajas temperaturas, somos más vulnerables a los cambios: la piel se enrojece, sentimos picor y escozor en la zona afectada, y en algunos casos se puede empezar a pelar, especialmente los labios produciéndose lo que se conoce como “labios cortados”.

Pero no todas las pieles son iguales. Como ya adelantábamos anteriormente, las pieles más blancas, claras, finas y secas son las que más se enrojecen debido a que tienen menos glándulas sebáceas que la protejan. Por eso, es importante proteger zonas como el rostro, el cuello y las manos, que son las que más sufren.

Os dejamos ahora con las claves y los consejos para que cuides tu piel en estos días de frío extremo. Y recuerda integrar en tu rutina el cuidado facial, de manos y corporal con los productos que más se adapten a las necesidades de tu piel.

También te puede interesar

Descubre más sobre:

Nos vamos de shopping

  1. Incapto coffee
    shopping-icon carrito

    Descubre el mejor café en grano sostenible

    Comprar​​​​​​​​​  
  2. Bebe abundante agua
    shopping icon sostenibilidad

    Los 5 mejores filtros de agua para tu hogar

    Comprar​​​​​​​​​​
  3. Aceites esenciales para calmar la ansiedad y el estrés
    shopping icon beauty

    Los aceites esenciales con los que protegerte

    Comprar​​​​​​​​​​

Lo más leído